El pasado jueves, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, volvió a arremeter contra los migrantes venezolanos diciendo «que le hacen la vida de cuadritos» a los residentes de la capital colombiana culpándolos de los altos índices delictivos.

Así lo expresó en un Consejo local de Gobierno desde Kennedy, la localidad número 8 de Bogotá, donde amenazó además con deportar a todo venezolano que infrinja la ley en su jurisdicción sin estudiar el caso.

«No quiero estigmatizar a los venezolanos, pero hay unos que en serio nos están haciendo la vida de cuadritos. Aquí el que venga a trabajar bienvenido sea, pero el que venga a delinquir deberíamos deportarlos inmediatamente», aseveró.

Por su parte, el senador y excandidato presidencial Gustavo Petro calificó su discurso como xenófobo y al estilo de Hitler, culpando de sus calamidades a elementos foráneos. «El discurso de la xenofobia. Ya tienen enemigo interno en Bogotá: los venezolanos que huyeron del bloqueo. Los culpables de los males son ellos, según la alcaldesa. Como en tiempos de Hitler, esas frases recogerán millones de aplausos y de muertos», publicó en su cuenta en la red social Twitter.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook