El canciller de la República, Jorge Arreaza, comentó a través de Twitter la razón por la que las empresas de comunicación obedecen a líneas editoriales estructuradas diseñadas por Estados Unidos para incidir sobre la opinión pública internacional y así justificar sus acciones contra pueblos y gobiernos soberanos.

El comentario del máximo representante de la diplomacia venezolana surgió luego que la canciller de España, Arancha González Laya, se refiriera al Gobierno de Venezuela como «régimen de Maduro», un término que forma parte de un «consenso discursivo peyorativo» para tratar de deslegitimar las instituciones venezolanas y que es parte fundamental de las frases prefabricadas que utiliza la extrema derecha dentro y fuera del país para tratar de justificar la farsa de Juan Guaidó como supuesto «presidente encargado».

«Es un presidente encargado y, a la vez, es el líder que aglutina la oposición al régimen de Maduro», fueron las declaraciones de la canciller González Laya durante una entrevista ofrecida a la televisora española RTVE.

Sobre esto Arreaza dijo: «Evidente consenso discursivo peyorativo contra las instituciones de Venezuela. Tratan así de incidir sobre la opinión pública. He aquí un ejemplo: Canciller de España insiste en usar el término «régimen de Maduro». Veamos al gran y extrañado, Julio Anguita, explicar el porqué».

El mensaje del canciller venezolano va acompañado de un video con un extracto de una entrevista realizada al político español Julio Anguita en el programa La Sexta Noche.

Anguita —quien falleció en mayo de 2020 por un paro cardiorespiratorio— explicó en esa entrevista que la palabra «régimen» suele ser utilizada para hacer referencias a dictaduras y en el caso venezolano la ponen en ejecución para disimular y no decirlo directamente, esto con el fin de orientar a la opinión pública de una manera subliminal.

Aunque teóricamente el término «régimen» en sí mismo se define como una «forma de gobierno por el que se rige un país»; por ejemplo, régimen constitucional, régimen dictatorial, régimen de facto, régimen capitalista, socialista, liberal, entre otros, en el caso específico de Venezuela, explicaba Anguita, tiene un fin peyorativo para desprestigiar sus instituciones y hacer creer que es una dictadura.

«Una rara dictadura que ha ganado elecciones con presencia de observadores internacionales», comenta Anguita, quien añade que este consenso multiplicado por la mediática «busca orientar a la opinión pública» para etiquetar a Venezuela como un «régimen» dictatorial; y «son líneas editoriales» que se establecen y que obedecen «al Departamento de Estado de los Estados Unidos».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook