El actual primer mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, luego de abandonar la Presidencia de su país, deberá enfrentar una serie de casos judiciales que hoy día están en curso y en los cuales se encuentra involucrado. Aunque el magnate ha apelado a muchas de estas demandas, tras dejar la Casa Blanca su situación legal se hallará bastante comprometida.

Según la agencia de noticias CNN, algunas de las demandas que deberá enfrentar son las siguientes:

Investigación criminal del fiscal del distrito de Manhattan, así como de otros fiscales de la ciudad de Nueva York, sobre el funcionamiento financiero de la Organización Trump. En este caso se estudia si dicha empresa está relacionada con la comisión de fraude bancario, fraude de seguros, fraude fiscal criminal y falsificación de registros comerciales.

Demanda por supuesto fraude relacionado con la herencia del padre de Donald Trump, interpuesta por su propia sobrina, Mary Trump. En la demanda también está incluida la hermana del magnate. La joven alega que la dejaron por fuera a la hora de la repartición de los innumerables bienes que conforman el imperio familiar erigido por Fred Trump Sr.

Demanda por la cláusula de emolumentos establecida en la Constitución, presentada por operadores de hoteles y restaurantes en Nueva York. Según esta, Trump habría violado este estatuto debido a los cientos de miles de dólares que gobiernos extranjeros y otros han gastado en sus propiedades

Demanda por difamación presentada por la exconcursante del programa The Apprentice, Summer Zervos. Esta ciudadana afirma que el magnate la agredió sexualmente en el año 2007. Zervos asegura que Trump la besó en los labios cuando almorzaban en su oficina de Nueva York. En otro encuentro en Beverly Hills, el actual presidente la habría besado de forma agresiva y le habría tocado el pecho. Tras esto, el multimillonario la habría acosado y la habría amenazado.

Demanda por violación interpuesta por la excolumnista de consejos de la revista Elle, E. Jean Carroll. La dama en cuestión acusó a Trump de abusar de ella sexualmente en el vestuario de una tienda a mediados de la década de 1990.

Supuesta corrupción durante el ejercicio de su Presidencia, con el fin de obtener beneficios personales. En este caso, los fiscales generales estatales de Washington y Maryland, en el año 2017, demandaron al presidente por presuntamente haberse beneficiado de su cargo al poner sus intereses financieros sobre el del pueblo estadounidense.

Como jefe de Estado, Trump ha logrado paralizar muchas de estas investigaciones. Pero como ciudadano privado y no como funcionario público, ya la inmunidad presidencial no podrá seguir protegiéndolo.

El exfiscal federal de la Fiscalía de Manhattan, Harry Sandick, en este sentido indicó: “En todos los aspectos, su salida del cargo hace que sea más fácil para los fiscales y los demandantes en casos civiles llevar los procesos en su contra. Por ejemplo, reclama una mayor protección contra las citaciones en los casos penales y también en los casos de citación del Congreso. Eso se debe en gran medida en el hecho de que es presidente”.

La deferencia que los tribunales les otorgan a los presidentes en ejercicio se pierde apenas estos dejan sus cargos. Esto le sucederá a Donald Trump. “Si no es presidente, todo eso desaparece”, señaló Sandick.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook