La Corte de Justicia de la Comunidad de los Estados de África Occidental (Cedeao) determinó que las autoridades de Cabo Verde no le están dando una atención médica adecuada al empresario y diplomático venezolano Álex Saab, mientras se encuentra ilegalmente detenido en el país africano como parte de una exigencia impuesta por el régimen de los Estados Unidos.

El mencionado tribunal internacional pidió a la Justicia de Cabo Verde que permita una atención médica externa a Saab, quien se encuentra detenido ilegalmente desde el pasado 12 de junio.

La información fue divulgada este miércoles por la defensa de Saab a través de un comunicado donde se detalla, que durante esta semana, el tribunal de la Cedeao observó el caso en Nigeria, a petición del equipo de abogados del diplomático, al sostener que en Cabo Verde «no estaban recibiendo un trato justo ni razonable».

Luego de esta primera vista, prosigue el escrito, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Ecowas, por sus siglas en inglés) «pone en duda que se esté dando una atención médica adecuada» a Saab y «reconoce la preocupación por su estado de salud, por lo que le permite ser atendido por personal médico ajeno a la cárcel».

«En estos cinco meses en los que el señor Saab lleva detenido, no se le ha permitido tener acceso a atención médica especializada. Además, se ha negado a su equipo de defensa copias de los informes médicos», denuncia la defensa, encabezada por el exjuez español Baltasar Garzón.

El equipo defensor insiste en que Saab fue detenido de manera arbitraria y ha solicitado que se adopten medidas cautelares «ante las constantes vulneraciones de los derechos humanos sufridas» por el empresario que actuaba como Enviado Especial de Venezuela cuando lo detuvieron ilegalmente.

Por ello, sus abogados han acudido ante la Cedeao con el objetivo de «obtener la liberación inmediata» de Saab y presentar «las múltiples irregularidades que presenta su detención y la inmunidad e inviolabilidad que asisten al señor Saab como agente diplomático de la República Bolivariana de Venezuela».

«Es por esto por lo que se sostiene que la causa penal abierta en Estados Unidos no responde a criterios penales, sino políticos, buscando únicamente la extradición de una persona cercana al presidente Nicolás Maduro, para posteriormente forzar su declaración contra el mandatario venezolano», reza el comunicado de la defensa.

La defensa, además, solicitó a la Cedeao constatar las violaciones a la Carta Africana de los Derechos Humanos en este caso, así como las violaciones de los derechos fundamentales de Saab.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook