Trump huye hacia adelante del bochornoso proceso electoral de Estados Unidos, emitiendo nuevas sanciones contra China e Irán; la Unión Europea, en lugar de ocuparse del rebrote de COVID-19 que azota a sus países miembros, se ensaña con Venezuela al prorrogar las medidas coercitivas unilaterales y Chile arremete contra los migrantes venezolanos. Mientras tanto México, que sigue sin reconocer a Joe Biden, parece entender que un hipotético gobierno del demócrata no necesariamente será mejor que el actual.

El cuadro internacional sigue trastornado por el caótico episodio de los comicios presidenciales estadounidenses, que en términos legales aún no ha concluido, a pesar de la proclamación de Biden por parte de los grandes medios de comunicación como presidente electo. Esta compleja maraña fue el tema del programa Desde Donde Sea del jueves 12 de noviembre.

El moderador de este espacio, Miguel Ángel Pérez Pirela, comenzó analizando las acciones intentadas por el aún presidente de EEUU contra China. Para ello leyó una noticia publicada por el portal LaIguana.TV, bajo el título: “Trump avanza contra China: prohíbe las inversiones estadounidenses en empresas militares conjuntas”

El texto indica que “el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó una orden Ejecutiva que prohíbe compras o ventas de valores en empresas que estén vinculadas a las Fuerzas Armadas de China, según se detalla en un comunicado publicado por la Casa Blanca. Según el mandatario estadounidense, Pekín está explotando cada vez más el capital de su país para obtener recursos y permitir el desarrollo de los aparatos militares chinos, que representan una amenaza para la nación norteamericana”.

“Trump aseveró que ciertas empresas chinas, aunque aparentemente privadas y civiles, apoyan directamente los aparatos militares, de inteligencia y de seguridad del gigante asiático, al tiempo que esas compañías recaudan capital vendiendo valores a inversores estadounidenses que cotizan en bolsas pública”, prosigue el despacho periodístico.

Según Pérez Pirela, es evidente que Trump quiere huir hacia adelante con una nueva ofensiva internacional, pues también ha impuesto sanciones a empresas de Irán, Taiwán y Hong Kong. Reseñó otra nota informativa en la que se indica que “la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra cuatro individuos y seis entidades por supuestamente cooperar con una empresa de Irán”.

“Un comunicado divulgado en la página del Departamento del Tesoro precisó que la OFAC designó una red de seis empresas y cuatro personas que facilitaron la adquisición de bienes sensibles, incluidos componentes electrónicos de origen estadounidense, para Iran Communication Industries (ICI)».

El filósofo y comunicador se pregunta si la prioridad de Trump es Irán o son las demandas que lo pueden llevar a la cárcel. “Él ataca a Irán o China para encontrar un enemigo común que le permita seguir librando su pelea doméstica electoral”, observó.

“La empresa Iran Communication Industries (ICI) es propiedad del Ministerio de Defensa iraní. El Departamento del Tesoro identifica ICI como ‘una empresa militar iraní designada por Estados Unidos en 2008 y por la Unión Europea en 2010 por ser propiedad o estar bajo el control del Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas de Irán’», añade el material informativo. 

Las sanciones impuestas permiten la confiscación de todos los activos propiedad de las personas y entidades señaladas en los EEUU, en caso de que existan. Asimismo, se prohíbe a las entidades estadounidenses y extranjeras participar en transacciones financieras con las partes sancionadas.

Esta medida se suma a las sanciones del gobierno de EEUU contra Irán, las cuales se han incrementado en el escenario de la pandemia de la COVID-19.

“Irán, que tiene entre ceja y ceja el asesinato del general Qasem Soleimani, ha dicho que las sanciones constituyen un intento de genocidio”,  comentó Pérez Pirela.

El enviado especial de EEUU para Irán y Venezuela, Elliott Abrams, dijo que “tenemos un programa de sanciones de máxima presión que continuará en noviembre y diciembre”.

“El ala más conservadora, retrógrada y supremacista de los republicanos está apoyando a Trump en su empeño de aferrarse al poder y él tiene que darles comida. Por eso dicta sanciones contra China, Irán y, espero equivocarme, también podría tener previstos ataques contra Cuba”, añadió el moderador.

Para ilustrar cómo se mueven las diferentes fuerzas en el escenario mundial, trajo a colación un adagio que dice que el mundo es una caraota y todos estamos en la manchita blanca. “Allí convergen todos los ataques”, ilustró.

La UE a la cola de Trump

Mientras Trump trata de tomar oxígeno luego del desastroso proceso electoral estadounidense, en el que, según datos preliminares, ha sido derrotado, la Unión Europea anunció la extensión de sus sanciones contra Venezuela por un año más, hasta noviembre de 2021.

“Un bloque que registra 60 mil infectados por día de COVID-19 en lugar de ocuparse de eso, se ocupa de Venezuela, donde ayer hubo poco más de 300 –deploró-. Este jueves, el presidente de la República, Nicolás Maduro, condenó esa medida, indicando que esta coalición le sigue los pasos a Donald Trump”.

El moderador de Desde Donde Sea leyó las declaraciones de Maduro:

«La UE se quedó pegada a la cola de Donald Trump y de manera automática sigue con su política cruel y despiadada y fracasada contra Venezuela. Hoy sacaron la extensión de sanciones criminales contra el país. A la cola de Donald Trump la UE, vergonzosa, indignante, y triste papel que juega la UE contra el noble pueblo de Venezuela».

Opinó Pérez Pirela que se trata de una vergüenza, sobre todo si se considera  el grave rebrote de la pandemia en el Viejo Continente. “Están obligando a los estudiantes y a los profesores a ir a las escuelas. En ese contexto, la UE o, mejor dicho, los parlamentarios de la derecha de UE arrecian sus medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela, que incluyen un embargo de armas y la prohibición de entrada a una treintena de dirigentes políticos miembros o  no partido del gobierno. Esto último se traduce en que van a sancionar también a la parte democrática de la oposición que está participando en las elecciones”.

La UE ha mantenido e intensificado un régimen de medidas coercitivas unilaterales desde que el bloque de diputados europeos reconoció al autojuramentado Juan Guaidó como presidente interino, siguiendo al pie de la letra la política de Washington.

“Venezuela ha denunciado una y mil veces que tales medidas restringen la capacidad de las autoridades de obtener mediante el comercio internacional y su legalidad y normativa, réditos indispensables para sus ciudadanos –recalcó-. ¿Cómo es posible que la UE en medio de una crisis del rebrote de la pandemia no tenga otra cosa que hacer que atacar al pueblo de Venezuela? Quisieron vender estas medidas como algo que iba a afectar a los funcionarios venezolanos. Es falso. Nos afecta a todos”.

La cautela de México

Uno de los temas fundamentales de esta emisión del programa fue la actitud mantenida hasta ahora por México, país que no ha reconocido aún a Biden como presidente electo, compartiendo esa postura con las superpotencias Rusia y China.

“En México la cosa se pone color de hormiga. Andrés Manuel López Obrador no ha felicitado a Biden. Martha Barcena, la embajadora mexicana en EEUU dijo que ‘México pospone su decisión de felicitar al ganador de una elección hasta que se resuelvan los problemas legales y las autoridades locales correspondientes certifiquen a uno de los candidatos como ganador oficial de la elección’. Nótese que no dijo a Biden, sino al ganador. Es un gobierno serio. Una cancillería que le permita a un presidente felicitar a Biden antes de tiempo es poco seria”, enfatizó Pérez Pirela.

Se refirió al aparente cambio de actitud de Trump respecto a México y a los nuestroamericanos en general: “llegó a la presidencia en 2016 con un discurso xenófobo contra los latinos, pero ahora necesitaba el voto de Florida, donde por cierto, ganó. Hace cuatro años los mexicanos y latinoamericanos éramos violadores y asesinos y ahora somos unos muchachos buenos, trabajadores. ¡Qué hipocresía! Bien pendejos los latinos en EEUU que se prestan para esto porque Trump es un enemigo jurado de los latinos”.

Añadió que hace cinco meses, durante un acto en Arizona, posó al lado de un fragmento del muro y ahora se encuentra con que perdió en ese estado, tradicionalmente de inclinación republicana.

Varias de las opiniones de Trump durante su mandato son evidencia de su xenofobia. En 2017, Trump dijo que “el muro ayudará a México al desalentar la inmigración desde América Central (…) vamos a sacar a los malos, a los pandilleros, los vamos a sacar y los vamos a sacar rápido». También afirmó que “México no es nuestro amigo. Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…». Y agregó que “miles de estadounidenses son asesinados por aquellos que han entrado de manera ilegal y miles morirán si no actuamos”.

“Así ganó Trump hace cuatro años y así gobernó. Pero menos mal para él que no sacó a todos los latinos que había prometido, porque muchos de ellos votaron por Trump”.

Dijo que en el caso de los mexicanos parece haber influido a favor de Trump el espaldarazo que le dio López Obrador en plena campaña. “Cuando eso ocurrió, hicimos un programa para criticarlo. Yo no estuve de acuerdo”, rememoró.

En la continuación del análisis del rol y de México en las elecciones y de sus expectativas ante el siguiente período presidencial estadounidense, citó fragmentos de un trabajo publicado por el diario The New York Times en el que se señala que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca podría cerrar una de las etapas más ominosas de la relación México-Estados Unidos en la historia moderna. “Cuatro años que supusieron la destrucción de las bases más elementales del decoro bilateral, el atropello orquestado a los derechos humanos de migrantes, la devastación medioambiental del ecosistema de la frontera y el encumbramiento de México como chivo expiatorio internacional”.

Según esta nota, “nada asegura que Biden vaya a tomar decisiones alineadas con los intereses de México. Su política económica tiene claros tintes proteccionistas que podrían desincentivar fuertemente la inversión en otros países. Su plataforma llama a “traer a casa cadenas de suministro” y a retener millones de empleos manufactureros en Estados Unidos. Una retórica cercana a la del trumpismo”.

El diario neoyorquino indica que en la cuestión energética los planes de AMLO y Biden van en sentidos opuestos. “El plan de Biden es inyectar dos billones de dólares en proyectos de energía limpia, mientras López Obrador trata de fortalecer  lo más posible a la estatal Pemex, mientras el programa de energías limpias fue detenida a mitad de año por la Secretaría de Energía”.

“¿Será que los intereses de AMLO estaban más cerca de Trump? Lo pregunto aunque se sonroje la izquierda latinoamericana”, comentó.

“En términos migratorios, Biden ha prometido una reforma migratoria integral y ha sido claro en que dará vuelta atrás a los cambios de Trump. Pero según el NYT no es ni remotamente suficiente. La política migratoria pre-Trump ya era problemática: favorecía la deportación de cientos de miles de mexicanos, medía sus éxitos con base en el número de aprensiones e incluso construía vallas en la frontera. Y, quizás lo más revelador: los demócratas han sido incapaces de implementar una reforma migratoria comprensiva que favorezca la integración laboral entre México y Estados Unidos en vez de la mano dura. Los cambios regulatorios más importantes de Estados Unidos no se logran convenciendo al presidente en turno sino teniendo congresistas y gobernadores aliados que entiendan el valor de implementar una agenda favorable hacía México”, remató la lectura del artículo del NYT.

Para completar la revisión de la arista mexicana del conflicto estadounidense, apeló a un reportaje de Russian Today, en el que se indica que “con Biden en la Casa Blanca, se recupera la diplomacia en el trato. Pero en la relación México-Estados Unidos hay una agenda muy amplia de intereses que está marcada por la tensión que implica compartir una frontera de más de 3.000 kilómetros, tener un comercio bilateral que el año pasado alcanzó los 614 mil millones de pesos y que es el más importante, por sus dimensiones, en la región. Y no hay que olvidar que México es el principal socio comercial de Estados Unidos y que junto con Canadá forman el T-MEC, el tratado que sustituyó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y que Trump siempre amenazó con boicotear”.

“EEUU es el principal país consumidor de las drogas ilegales que se producen en México o que se trasladan a través de sus rutas; en el camino inverso, desde Estados Unidos se trafican las armas que terminan en manos de los cárteles mexicanos –añade el trabajo de RT-. EEUU alberga a la mayor población de mexicanos que viven fuera de su país. Se trata de casi 40 millones de personas”. 

Pérez Pirela acotó que si bien Biden ha dicho que «necesitamos trabajar en sociedad con México. Necesitamos restaurar la dignidad y la humanidad en nuestro sistema de inmigración y eso es lo que haré como presidente», no se puede olvidar que el gobierno de Barack Obama (del que Biden fue vicepresidente) deportó más mexicanos que el de Trump.

“El año en que menos se deportó personas desde EEUU fue el 2017. En 2010 fueron deportados 381 mil 962; en 2011, 388 mil 409; en 2012, expulsaron a 419 mil 384; en 2014, devolvieron a 414  mil 481; en 2015, a 235 mil 413; en 2016, a 196 mil 407. Eso hace un total de 2 millones 471 mil 644 deportados durante la administración del afrodescendiente, chévere, cool y premio Nobel de la Paz Obama, cuyo vicepresidente era Biden –enfatizó Pérez Pirela-. Aquí cabe la expresión oro parece plata no es”.

Chile: medida contra venezolanos

Dedicó algunos minutos a la sorpresiva decisión del gobierno de Chile de suspender trámites de visas para venezolanos y revocar las ya aprobadas.

Leyó la nota de LaIguana.TV en la que se informa que “el Gobierno de Chile suspendió este jueves 12 de noviembre todos los trámites que venían reuniendo los migrantes venezolanos para solicitar a través de Migración la Visa de Responsabilidad Democrática (VRD), que les permitiría cambiar el estatus de su estadía a legal. La sorpresiva decisión fue recibida por los solicitantes venezolanos mediante un correo electrónico que recibieron de la oficina Consular en Santiago. Hasta el momento ni el Ejecutivo ni Migración en Chile ha emitido información oficial, solo alegan como excusa la pandemia”.

Consideró Pérez Pirela que esto pone a los venezolanos afectados en situación de total vulnerabilidad. Calificó la medida como ridícula, estúpida, patética e inmoral, algo típico de las derechas fascistas, supremacistas, racistas que suelen esconder sus debacles culpando a los migrantes, en este caso venezolanos. “En Venezuela viven miles de chilenos y vamos a seguir dándole salud, educación, viviendas y todos los beneficios sociales”, aseguró.

Andan «ardíos»

Durante el primer tramo del programa, hizo un paréntesis para comentar acerca de las manifestaciones de envidia que está provocando Desde Donde Sea. “Estoy, como se dice, ‘estupefaciente’ con las visitas que rozan el millón mensual. Entonces salen por ahí los pseudoanalistas  expertos en comunicación 2.0, que andan ‘ardíos’… Nosotros vamos a seguir investigando y trabajando porque consideramos que es una labor patria y porque creemos que las verdades deben ser dichas”.

Añadió que hay una cierta izquierda, muy aferrada a sus puestos, multiministros, multifuncionarios y ciertos grises burócratas, que van de puesto en puesto, que pasan de un cargo a otro, sin tener talento, y también están resentidos con los éxitos del portal LaIguana.TV y por el programa. “Si quieren hacer algo parecido, pónganse a investigar, aprendan a hablar. No cuenten conmigo para eso de andar lanzándose a toda elección que haya. Nuestra lógica electoral son decenas y centenas de miles de personas que nos ven. Somos freethinker, librepensadores. Por ahí hemos visto a politiqueros venezolanos y latinoamericanos comprando visitas en Instagram para que crean que los está viendo mucha gente. Gánense el respeto de la gente. El mío no lo tienen. Por eso atacan y contactan a terceros para que nos ataquen. Si quieren programas de nivel, con público para avanzar y que la gente los vea, dejen de ser tan burocráticos, tan huevofríos, tan aburridos, dejen de pasar de puesto en puesto, hagan una política sensual”, aconsejó.

Libro

Recomendó el libro Luis Posada Carriles: un engendro incondicional de la CIA del profesor, escritor y periodista guatemalteco Percy Francisco Alvarado, editado por Correo del Orinoco.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook