En Madrid, capital de España, han disminuido las despensas comunitarias y han aumentan las “colas del hambre” en el marco de la actual pandemia por la COVID-19. Así lo reseñó el portal de datos periodísticos La Tabla al citar notas de medios ibéricos que detallan que hasta 5 horas de fila hacen los beneficiarios para recibir una bolsa con alimentos o un plato de comida.

“La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de la capital española dijo que la mitad de las despensas comunitarias creadas en la primera ola de la pandemia han cerrado por falta de donaciones y voluntarios. A mediados de octubre solo quedaban 31 de 57 que operaban en mayo”, refirió.

En ese sentido, sostuvo que estas redes alimentan a más de 5.800 familias (unas 20 mil personas). “Según el Ayuntamiento hasta 22% de los madrileños acudirán al programa en los próximos meses (antes era 6%). La ‘tarjeta familia’ lleva meses de retraso y hay más de 1.300 solicitudes en espera”, agregó.

En el Barrio Malasaña, resaltó el referido medio, se atiende cada 15 días a 100 familias. Allí se les entrega una cesta de alimentos y productos de higiene básica. “Su organización cuenta con 100 voluntarios divididos en 14 grupos de trabajo y manejan 40 toneladas de alimentos al mes”, acotó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook