El cardenal de origen polaco Henryk Gulbinowicz murió este lunes —16 de noviembre— a los 97 años de edad, sin ser sometido a juicio por delito de abuso sexual.

En 1989, Gulbinowicz fue acusado en Polonia de haber abusado de un menor de 15 años. Asimismo, también se le señaló por haber protegido a un sacerdote acusado de pedofilia y de no haber informado a la Santa Sede sobre otro sacerdote condenado por pedofilia.

El Vaticano solo se limitó a prohibirle a su cardenal usar las insignias de obispo, por este motivo, no podrá ser enterrado en una catedral.

La investigación contra el prelado, quien era arzobispo emérito de Wroclaw (sudoeste de Polonia) desde abril de 2004, estuvo abierta hasta el fin de sus días.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook