Libia, luego de la intervención militar por parte de la Organización del Atlántico Norte (Otan) en 2011, con el objetivo de derrocar al presidente Muamar el Gadafi, se convirtió en un territorio arrasado por el terrorismo, el caos y la miseria.

La referida invasión, recordemos, fue planificada por los presidentes de Estados Unidos y de Francia, Barack Obama y Nicolas Sarkozy, y por el primer ministro británico David Cameron. Esta acción condujo a Libia a una verdadera ruina política, económica y social.

Para el año 2018, al menos 28 millones de armas circulaban a lo largo y ancho del territorio libio (4 armas por cada ciudadano libio), y tres gobiernos paralelos se disputaban el poder.

Esta misma fórmula planean aplicarla actualmente contra Venezuela. El gobierno de los Estados Unidos, con la excusa de que nuestro país se ha convertido en un “Estado fallido”, desde hace ya varios años intenta preparar el escenario para una posible intervención militar en la patria de Bolívar.

En este nueva edición del segmento Entre Líneas, la periodista Naile Manjarrés nos ofrece detalles sobre este peligroso plan injerencista.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook