Mientras se intensifica la crisis política en Estados Unidos por el comportamiento del presidente Donald Trump de no aceptar su derrota electoral, miles de familias en Dallas, Texas, pasaron horas en una cola para pedir alimentos gratis en una jornada de “Despensa Móvil”.

Los voluntarios y el personal del Banco de Alimentos del Norte de Texas afirman que la jornada de este martes 17 de noviembre batió récord porque se atendió a más de 25 mil personas, situación que es alarmante en tiempo de pandemia, aseguró a la prensa local la directora de Marketing, Anna Kurian.

El descontrol gubernamental de la COVID-19 ha agudizado la crisis económica en EEUU, país epicentro del virus. Según cifras del Departamento del Trabajo más de 27 millones de personas están desempleadas y mueren de hambre, porque Trump limitó el apoyo financiero a los más pobres y no hay un programa social que los recoja.

El Banco de Alimentos de Texas aseguró que la más reciente jornada fue la más grande hasta la fecha, durante la pandemia, porque se atendió a más de 6.000 autos en el evento que duró más de cinco horas.

“Un informe del Instituto de Investigación de Políticas (IPR) de la Universidad Northwestern informó en junio que la inseguridad alimentaria se había triplicado para las familias con niños, como resultado de la pandemia, basándose en los datos de la Encuesta de Pulso en los Hogares de la Oficina del Censo de los Estados Unidos”, reseñaron medios.

(LaIguana.TV) 

La organización NTFB distribuyó 600.000 libras de comida el sábado pasado en Texas.

Comentarios Facebook