El expresidente boliviano Evo Morales descartó que en el Movimiento al Socialismo (MAS) haya ‘cuoteo’ (reparto o disputa por cargos en el Estado) y aseguró que todos en la organización van a cuidar la gestión del presidente Luis Arce.

«No es una reunión para cuoteo», dijo el presidente del MAS sobre la cita que sostuvo ayer en la ciudad central de Cochabamba con el exvicepresidente Álvaro García, exministros, exviceministros y dirigentes de organizaciones sociales.

Indicó que los miembros del MAS que no tienen cargos en el gobierno cuidarán la gestión del presidente Arce, lo que implica no incurrir en esa vieja práctica.

«Todos por la dignidad vamos a cuidar la gestión de Lucho (Luis Arce), eso no significa cuotear por si acaso (sino) cuidar, hay experiencia en gestión pública, eso va a ser una tarea de todos los compañeros», manifestó.

Tras las designaciones de ministros y otros altos funcionarios del nuevo gobierno, surgieron quejas y críticas en el MAS a determinados nombramientos, lo que fue magnificado por la prensa adversa como supuestos síntomas de división.

Sin embargo, quienes conocen en profundidad a la organización consideran normal las discrepancias, por tratarse de un movimiento caracterizado por su diversidad.

Morales añadió que la reunión de Cochabamba evaluó la coyuntura política y el golpe de Estado que lo obligó a renunciar hace un año y hubo ‘un lindo debate’ sobre el fortalecimiento de las bases del MAS.

Añadió que el proceso de cambio iniciado en 2006, con él como gobernante, tiene mucho futuro porque el MAS ‘es el único que tiene visión de país’.

Morales y quien lo acompañó como vicepresidente, Álvaro García Linera, retornaron de Argentina a Bolivia el 9 de noviembre, tras un año en el exilio, al día siguiente de asumir el gobierno Arce.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook