Leopoldo López es la consumación a nivel mediático y político de la estrategia de Estados Unidos para asegurarse el acceso a los multimillonarios activos de Venezuela en el extranjero. El dirigente opositor ha servido como representante y defensor de los intereses de grupos que durante años se lucraron de la industria petrolera y que en la actualidad se benefician del saqueo estimado entre 20 mil y 50 mil millones de dólares, impulsado por el pupilo de López, Juan Guaidó.

La oposición ha comprometido los activos venezolanos, principalmente los de PDVSA, a cambio del desembolso de grandes sumas de dinero y recursos del Gobierno estadounidense para financiar la desestabilización, como el fallido golpe de Estado del 30 de abril de 2019, que sirvió solo para que López evadiera a la justicia venezolana y propiciar su posterior fuga a España, un enclave para las fortunas provenientes de la corrupción opositora.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook