El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció hoy tres etapas para el desconfinamiento del país frente a la covid-19, con medidas que dependerán de la situación epidemiológica.

En una intervención televisiva, el mandatario precisó que la primera fase abarcará del 28 de noviembre al 15 de diciembre, con la reapertura de los llamados comercios no esenciales, un protocolo sanitario reforzado en los mercados, de cara a las compras de fin de año, y menos restricciones en la circulación de las personas.

Si bien se mantiene el uso de un salvoconducto para poder salir de casa y las categorías permitidas, entre ellas acudir al trabajo, acompañar a niños a la escuela, realizar compras, pasear a mascotas y asistir a citas médicas, la limitación de movimiento pasará de una hora y hasta un kilómetro del hogar a tres horas y 20 kilómetros.

Macron aclaró que la cuarentena estricta continúa, al igual que el carácter obligatorio del teletrabajo, siempre que sea posible.

La segunda etapa se extenderá del 15 de diciembre al 20 de enero, con el fin del confinamiento y el comienzo de un toque de queda entre las 21:00 hora local y la 07:00, del siguiente día, así como la eliminación del salvoconducto y la posibilidad de viajar entre regiones.

Durante este período retornarán las actividades culturales, como los museos, los teatros y los cines, siempre respetando el toque de queda.

A partir del 20 de enero podrán reabrir los restaurantes y bares y volverán las clases presenciales en los liceos, mientras las universidades abrirán sus puertas otra vez en febrero, con la posibilidad de imponer un toque de queda menos riguroso.

En su discurso, Macron insistió en la importancia de evitar a toda costa una tercera ola de contagios por la Covid-19, pandemia que convirtió a Francia este martes en uno de los pocos países con más de 50 mil decesos.

El jefe de Estado adelantó que el brote se enfrentará con un sistema basado en la realización de pruebas de diagnóstico con resultados rápidos y el aislamiento de los pacientes, en lo que llegan las esperadas vacunas.

Respecto a las vacunas, afirmó que los más frágiles, en particular los ancianos, serán la prioridad de la inmunización a partir de finales de diciembre y principios de enero, un proceso sin carácter obligatorio.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook