A juicio del filósofo e investigador Miguel Ángel Pérez Pirela, es muy probable que durante el Gobierno del demócrata Joe Biden se den guerras alrededor del mundo, puesto que la mayor parte de los conflictos en los que ha participado Estados Unidos han sido impulsados por administraciones demócratas.

Así lo manifestó durante la transmisión de la edición número 215 de su programa Desde donde sea, que se emitió este martes 24 de noviembre a través de las redes sociales.

“Creo que vienen guerras alrededor del mundo”, señaló Pérez Pirela, al tiempo que indicó que “los demócratas, en ocasiones, han propiciado mayor número de guerras que los republicanos”.

Sustentó su análisis en datos, entre ellos un artículo publicado por el diario The New York Times, en el año 2016, en el que se señala que Barack Obama, a pesar de haber prometido al comienzo de su mandato que acabaría con las guerras iniciadas por su antecesor, George W. Bush, impulsó más conflictos bélicos que él mandatario republicano. 

“Este artículo fue publicado en 2016, en plena presidencia de Obama, y lleva como título El inesperado legado de Obama: Ocho años de guerra continua. El New York Times es amigo de los demócratas, no de los republicanos”, afirmó el analista y recalcó que dicho trabajo demuestra que “Obama fue más peligroso que Trump y Biden será más peligroso que Trump. Trump que era más bulla que cabulla”.

Citó textualmente algunos de los párrafos del artículo. En uno de ellos se señalaba que cuando el ahora exmandatario al asumir el poder, en 2009 “prometió acabar con las guerras que había iniciado su antecesor, George W. Bush”, a pesar de ello “llevó más tiempo en guerra que Bush o que cualquier otro presidente estadounidense”.

En este sentido, afirmó Pérez Pirela, que “Trump, en los hechos y más allá del asesinato del líder iraní, Qasem Soleimani, no inicio ningún conflicto armado de gran escala fuera de los Estados Unidos. El políticamente incorrecto, el impresentable Trump, fue menos peligroso, asesino y violador de los derechos humanos que su antecesor, el joven, bonachón, sonriente afrodescendiente Obama”. 

Recalcó además que “la experiencia de Biden como vicepresidente de Obama y del propio Obama, nos hace pensar que los demócratas van a guerrear”.

Nombramientos de Biden

El conductor de Desde donde sea analizó también los nombramiento que ha hecho Biden en las últimas horas.

“Ya Biden comenzó a nombra a su equipo y en él hay muchos personajes que propiciaron guerras en Gobiernos anteriores, como la de Irak”, lo que para él es evidencia de que es más probable que “el demócrata propicie guerras por doquier en el mundo. Los demócratas, que se venden como más progres, hacen más guerras que los republicanos. Barack Obama hizo más guerras que Trump, la diferencia es que él es Premio Nobel de la Paz”.

Uno de los nombramientos es el de Alejandro Mayorkas para el Departamento de Seguridad Nacional. “Es el primer latino propuesto para este cargo. Él fue secretario adjunto de Seguridad Nacional en el periodo de Obama. Es un cubano estadounidense, nacido en La Habana. Fue director de Servicios de ciudadanía e inmigración de 2009 a 2013”.

Otra de las personas que integrará su equipo de trabajo es Anthony Blinken, quien será su secretario de Estado. Esta personas, apuntó, Pérez Pirela, “fue secretario de Estado adjunto en la administración de Obama y es partidario de invasiones militares. Apoyó la invasión a Irak y criticó que no se enviaran más tropas a Siria”.

“Si es confirmado por el Senado, tendrá la gestión de los planes de Biden de reintegrar a Estados Unidos el Acuerdo de París por el cambio climático, el Acuerdo nuclear con Irán y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta aquí podríamos decir que este señor es políticamente correcto. Es que los demócratas son políticamente correctos. Ellos te van a bombardear pero con discursos políticamente correctos. Blinken Es calificado como un centrista con cierta vena intervencionista, el cree en la acogida a refugiados”, dijo.

Destacó además que “según el New York Times, el diplomático tratará de que cambien la postura ante China. Él lleva casi dos décadas asesorando a Biden, primero como ayudante principal cuando el ahora presidente estaba en el Senado y, luego, cuando llegó a ser vicepresidente de Obama. Este señor es especialista en las primaveras árabes que tan fervientemente han intento aplicar en nuestro países latinoamericanos sin mucho éxitos.”

Otro de los nombramientos de Biden es el de Avril Haines, quien será directora de Inteligencia Nacional. “Ella fue directora adjunta de la Cia con Obama”.

Va a repetir en el Gobierno de Biden el tristemente célebre John Kerry, quien fue secretario de Estado de Obama y ahora será enviado especial para el clima. Parte de su campaña fue que Estados Unidos retomara el camino de las energías renovables y la protección del ambiente”, aseguró.

“Linda Thomas será la nueva embajadora ante la ONU y Jake Sullivan será el nuevo asesor de Seguridad Nacional”, apuntó.

El también escritor indicó en su análisis que “tras hacer los nombramientos, Biden dijo que ‘Estados Unidos está listo para liderar el mundo y no retirarse’, él está hablando de China; ‘para volver a sentarse en la cabeza de la mesa’, está hablando de China; ‘para desafiar a sus adversarios’, China”.

En este sentido aseguró que “una de las tareas más difíciles, imposible, que tendrá Biden es volver a Estados Unidos competitivos ante China. China es la única potencia económica y financiera que va a crecer económicamente, y mucho, para el 2021. Estados Unidos está en números negativos”.

Recalcó que Biden “puede sancionar, bloquear e invadir a nuestros países latinoamericanos con argumentos políticamente correctos”.

En este sentido, consideró que el recién electo mandatario “huye hacia adelante cuando dice que Estados Unidos se mantendrá seguro sin participar en ningún conflicto bélico. Él está prometiendo que no va a abrir nuevas guerras, conflictos militares innecesarios. Ese ‘innecesarios’ es la clave de su discurso. ¿Y los necesarios?, ¿y si él considera necesario invadir a Venezuela?”.

Bochorno mundial

El analista consideró que Estados Unidos ha hecho un bochorno mundial, al no tener aún un resultado claro sobre las elecciones presidenciales que culminaron el pasado 3 de noviembre.

“Han pasado más de 20 días, tres semanas, desde las elecciones y a esta hora, apenas, sin haber reconocido su derrota; Trump autoriza el proceso de transición de mando”, añadió.

Dijo además que “este proceso de transición significará desembolsar siete millones de dólares, que es lo que cuesta este proceso que ha sido boicoteado por el propio Donald Trump, porque son muchos los procesos judiciales, los juicios pausados que le esperan y que hasta este momento estaba protegido por su investidura de presidente”.

Sobre los resultados electorales aseguró: “Un primer saldo de estas tres semanas de proceso postelectoral es que, de ahora en adelante, los Estados Unidos, creo yo, aunque no vaya a pasar; no tiene nada que decir de cualquier proceso electoral que se desarrolle fuera de sus fronteras. Han hecho el ridículo, el papelón de su historia electoral, las falencias de ese sistema electoral lo sabíamos todos, es un secreto a voces, pero de allí a este bochorno planetario que ha realizado Trump, y con él los republicanos y el sistema electoral, es sin precedentes”.

Precisó que los argumentos presentados, sin ningún tipo de prueba, por el equipo de abogados de Trump sobre el supuesto fraude perpetrado por el comandante Hugo Chávez y las máquinas Smartmatic, es “el mismo argumento que los Estados Unidos utiliza para decir que una elección es fraudulenta en Venezuela o en Bolivia. Son los mismo argumentos”.

A su juicio, “quedó demostrado que son unos mentiroso y que cada vez que cantan fraude en nuestros países, cada vez que hacen intervenir a la OEA, y cada vez que nos presionan internacionalmente, están mintiendo, están engañando”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook