Un 25 de noviembre, pero de 2016, muere el revolucionario Fidel Castro, quien a sus 90 años diera su último suspiro, pero Maradona lo haría a sus 60 años este 2020. Con una diferencia de cuatro años se despiden dos personajes con mucha coincidencia ideológica, política y símbolos indudables de unión latinoamericana.

Ambos se declararon antimperialistas y rebeldes. Diego Armando conoció a Fidel Castro luego de disputarse la Copa América de 1987, cuando en un viaje de veraneo se le invita a la isla a pasar unos días en las hermosas playas de Varadero. Luego el mismo Fidel lo cita a La Habana, donde se abrazan un 28 de julio.

Luego, en el año 2000 Maradona después un colapso de salud fue a recibir tratamiento en La Habana, en el centro de salud La Pradera que duraría 2 años, pero terminaron por ser 5 años, donde el astro compartió en muchísimas ocasiones con Fidel Castro.

Luego eran comunes las visitas de Maradona a la isla donde había dejado muchos amigos, entre ellos al Comandante de la Revolución cubana, a quien consideraba como su segundo padre.

“El día es horrible. Me comunicaron que murió el más grande, sin ninguna duda. Fidel Castro nos dejó”, expresó Maradona hace exactamente 4 años cuando se enteró de la muerte de Fidel Castro.

Otro grande se ha ido y dejó un legado en el fútbol mundial, donde distintos símbolos convergen para representar un sentimiento de rebeldía y antisistema, que será recordado por muchas generaciones.

(LaIguana.TV)

Imagen

Comentarios Facebook