El pasado 11 de noviembre, el periodista deportivo Federico Bueno compartió en Twitter la que habría de convertirse en la última fotografía pública del astro del balompié Diego Armando Maradona, quien falleció este miércoles a los 60 años en la provincia de Buenos Aires, tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

La imagen muestra a un Maradona ataviado todavía con una bata de hospital, con la cabeza vendada y el rostro inflamado, estrechar la mano de su médico.

En el texto de la publicación, el periodista Federico Bueno aseguró que «El Barrilete Cósmico» estaba a punto de recibir el alta médica, tras haber permanecido ingresado desde inicios de este mes. Primero fue tratado por una descompensación y luego fue intervenido de emergencia el 3 de noviembre, para tratarle una hemorragia subdural detectada durante un chequeo.

La fotografía de la cuenta de Bueno se viralizó, porque fue la primera que se conociera del ídolo después de su cumpleaños 60. Entonces, el exfutbolista y entrenador fue fotografiado durante el partido que disputaba su club, Gimnasia y Esgrima, mostrándose cansado y con una apariencia poco saludable, lo que de inmediato encendió las alarmas en los medios de comunicación y sus seguidores.

Tras haber sido dado de alta, Diego Maradona se recluyó en una vivienda alquilada en un exclusivo sector de la provincia de Buenos Aires para continuar su recuperación, proceso en el que estaba siendo apoyado por familiares y miembros de un equipo sanitario multidisciplinario.

Su repentino deceso ha conmocionado a los argentinos y a los amantes del fútbol en todo el mundo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook