Como una «bendición de Dios» califican en la Guajira colombiana el nacimiento  de un niño albino.

El infante  vino al mundo el pasado 20-N en la clínica San Juan Bautista del municipio de San Juan del Cesar. Es el segundo bebé con albinismo, al menos en 11 años,  según el ginecólogo Jesús Lamus Rodríguez.

En el portal Diario del Norte publicaron que su padre es Tomás de Jesús Ortiz Fonseca, estudiante de quinto semestre de Trabajo Social en la Universidad de La Guajira y la salubrista Marelvis Uriela Epiayú, quienes residen en el resguardo indígena del Cerro, jurisdicción de Hatonuevo, en el departamento de La Guajira.

Comentarios Facebook