La campeona de BMX, la venezolana Stefany Hernández reveló cómo sobrelleva su vida mental y espiritual para fortalecerse cada día más y enfrentar los retos que le presenten en el camino.

«Gracias a Dios me di cuenta a la tierna edad de 21 años de que el ego lo puede apagar y decir que necesito ayuda, (…) fue en los Juegos Suramericanos del 2014 en Santiago de Chile en un evento fortuito en donde comencé una relación fructífera con mi psicólogo Jimmy Requena», narró la atleta durante una entrevista para el programa Cara a Cara de LaIguana.TV conducido por el periodista Clodovaldo Hernández.

En este orden de ideas, Hernández explicó que -a su juicio- hay que entrenarse de una forma muy ardua en la parte psicológica, incluso mucho más que la física. «Había veces que los entrenamientos con el psicólogo duraban más horas que en la pistas de bicicross y era hasta 3 veces más fatigante sentarme con el psicólogo a hacer las visualizaciones, que montarme en la pista y que hacer 20 pistas completas», contó.

En lo que respecta al punto espiritual sostuvo que en este caso han sido los golpes de la vida los que le han dicho «o te abres y dejas sentir esa energía y dejas sentir ese parte de todo y aceptas la vida tal y como es o fallas en el intento y terminar tirándote de un puente o algo por el estilo».

La deportista criolla afirmó que practica la meditación y cuenta con una profesora desde que llegó a Venezuela hace aproximadamente un año «he estado invirtiendo más tiempo en eso, en el yoga conociendo más la partes de mi cuerpo».

Comentó sobre una frase que le repite su maestra: «No hay nada que hacer, no hay nada que buscar, no hay nada que encontrar, solo fluye con tus mejores energías el día de hoy comienza con el sol y se termina cuando cierras lo ojos y vas a dormir».

A su criterio, «cada día es una nueva oportunidad para salir y dar lo mejor de mí, este es el mensaje que le hago llegar a todos. Finalmente uno tiene que enfocarse en ser la mejor versión de ti en este momento, en integrarse como ser humano, en integrar todas tus energías, en integrar tus emociones. Una vez que eres un ser íntegro contigo mismo abres cancha para que todo los caminos estén abiertos. Todo lo demás es monte y culebra», concluyó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook