El Gobierno francés ha abandonado un controvertido proyecto de ley que pretendía restringir el derecho a filmar a los policías en acción, ha anunciado este lunes el líder del partido gobernante del presidente francés Emmanuel Macron, Christophe Castaner.

«El proyecto de ley será totalmente reescrito y se presentará una nueva versión», aseveró en una rueda de prensa, después de que la mayoría parlamentaria «suspendiera» la discusión y votación sobre el artículo 24 de la nueva ley de seguridad.

Decenas de miles de personas en toda Francia marcharon contra este proyecto de ley el pasado sábado. En París, la Policía lanzó gases lacrimógenos contra manifestantes, después de que enmascarados lanzaran fuegos artificiales y piedras contra los agentes.

La multitudinaria protesta se organizó luego de un productor musical negro recibiera una paliza por parte de policías. El hecho avivó la ira por un proyecto de ley que podría restringir el derecho de los periodistas a informar sobre la brutalidad policial.

(RT)

Comentarios Facebook