Por 16 y 24 horas paralizarán el bombeo desde la planta Alonso de Ojeda, también conocida como Planta C, ubicada en la parroquia San Isidro de Maracaibo, por la fuerte turbidez que ha venido presentando el agua potable en las últimas horas.

Así lo confirmó la tarde de este lunes 30-N a PANORAMA, vía telefónica, Jorge Silva, presidente de Hidrolago, quien dijo que el operativo arrancó desde esta tarde y explicó que “la producción de agua por tubería se va a reducir a 500 litros por segundo. Eso nos permitirá mantener a algunas aducciones presurizadas para que cuando se restablezca el servicio no se retrase su distribución en las zonas”.

“Esto se hará hasta que tengamos calidad de agua en condiciones físico-químicas para la potabilización”, aseveró.

Silva detalló que por esta medida se verá afectado el servicio hacia la zona noroeste y sur de la capital zuliana, así como los municipios Mara, San Francisco, Miranda, Almirante Padilla y Jesús Enrique Lossada.

tirlos  y al tener las condiciones, en la medida de lo posible, abriremos las dos aducciones para recuperar los niveles en Tanque Norte (Los Plataneros) y en Tanque Sur”.

Precisó que  actuarán de “manera progresiva” con los equipos de mantenimientos y operaciones de Hidrolago con la Gobernación del Zulia y las  alcaldías de Maracaibo, San Francisco, Mara y Lossada.

También explicó que están seguimiento al Inameh y el pronóstico de las lluvias en la cuenca del río Palmar, en «Lossada». “Tenemos mucha movilidad de nubosidad y lluvias con descargas eléctricas y viento en  esa zona y eso nos va a generar más turbidez”, detalló.

“Continuaremos con el monitoreo en los embalses Manuelote, Tulé y Tres Ríos. Manuelote se encuentra en sus niveles normales, con una condición normal de alivio y su infraestructura no presenta riesgos está  en condiciones normales, y el agua se desplaza con normalidad, aunque aguas abajo pueden darse algunas inundaciones”, alertó.

En Tulé –dijo Silva-  se encuentra en su “nivel medio de operación. Está con buen margen de seguridad, no representa peligro, está controlable al igual que las inundaciones. No tendremos afectaciones mayores”.

Mientras que sobre  Tres Ríos, que es la cuenca del río Palmar, precisó que “está activa y es allí donde tenemos la alta turbidez del agua que viene por las tuberías de aducción y llega a la tanquilla de aducción en Cerro E’ Cochino, desde allí es que hacemos las disminuciones de agua en planta y liberar el agua que, en este caso, lo estamos haciendo al embalse El Tablazo en el municipio Miranda. Esperamos que a medida que transcurran las horas mejore la calidad del agua”, puntualizó.

 (panorama.com.ve)

Comentarios Facebook