En su intervención en la reunión de ministras y ministros de la Conferencia Iberoaméricana, el canciller de la República, Jorge Arreaza, exhortó este lunes a los Estados participantes a incluir en la declaración final «un llamado de atención» en contra de las medidas coercitivas unilaterales que impone Estados Unidos sobre otros pueblos. 

«Nosotros las deploramos porque sufrimos las medidas coercitivas unilaterales y hacemos un llamado a la comunidad iberoamericana para que se sume, como lo ha hecho históricamente en contra del bloqueo a la hermana República de Cuba y su pueblo», argumentó el diplomático antes de presentar su solicitud. 

El representante venezolano abogó, asimismo, por el fortalecimiento de la cooperación internacional desde un ángulo diferente, pues la pandemia ha mostrado que se trata del único camino posible para hacer frente a los desafíos futuros. 

El actual estado de la cooperación internacional en el contexto pandémico, refirió, ha abierto flancos que han «dejado en evidencia muchas carencias del sistema impuesto». Así, ilustró, «hemos visto rebatiñas por equipos médicos, por mascarillas entre Estados y Gobiernos; hemos visto ataques a la Organización Mundial de la Salud y otros sistemas multilaterales».

Actualmente, denunció, a este campo de batalla se suman las investigaciones en torno a los desarrollos de las distintas vacunas, que han sido usadas en el marco de campañas electorales «para sacar rédito de una necesidad que es humana».

Arreaza abogó por reivindicar y proteger el rol de los Estados en el sistema multilateral, puesto que ha resultado «determinante» para manejar la crisis desatada por la pandemia. 

Sin embargo, en su juicio, esto no basta, pues «la irresponsabilidad de algunos gobernantes y gobiernos al subestimar el COVID-19 y al no prestarle la suficiente atención abrió la puerta a la muerte, al dolor».

Así las cosas, defendió que esta dura lección debería llevar a los países hacia «un nuevo horizonte de cooperación», caracterizado por «mayor coordinación, mayor solidaridad, más multilateralismo y más humanidad», pues sin ello será imposible alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que deben cumplirse, según la Organización de las Naciones Unidas a más tardar en 2030. 

El nuevo paradigma de cooperación internacional, opinó, debe aprovechar la ventajas de la innovación para alcanzar los ODS y a ese respecto, refirió que «desde Venezuela, el presidente Nicolás Maduro ha propuesto un Fondo de Compras Públicas Rotatorias» orientado a solventar «el nudo crítico en el cumplimiento de la Agenda 2030, que son las desigualdades en el financiamiento». 

Con esto se pretendería que «todos tengan acceso a lo necesario para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible» y los fondos podrían provenir «del 1% del gasto militar en el mundo», como en su día lo sugiriera el presidente Hugo Chávez, al plantear la constitución de un Fondo Humanitario, explicó. 

Este nuevo «pacto social» debe avanzar sobre la base del fortalecimiento de la cooperación iberoamericana «en materia de educación, ciencia y cultura», reivindicando las diferencias entre los países «como alimento indispensable en un mundo diverso que debe ser mejor».

El ministro venezolano también se solidarizó con los pueblos de América Central que sufrieron los embates de los huracanes y con el pueblo argentino, iberoamericano y mundial, por el deceso del futbolista Diego Armando Maradona, a quien calificó como un «hombre de pueblos».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook