El ministro para el Petróleo, Tareck El Aissami, aseguró recientemente, desde un evento en la sede de Petróleo de Venezuela (PDVSA), que hace dos semanas se registró un nuevo sabotaje al Centro de Refinación Paraguaná, Falcón, y las autoridades competentes están tras la pista de los infiltrados.

“Hace más de dos semanas desde una unidad de control saboteaban las plantas de producción de gasolina, ya estamos tras la búsqueda del traidor. Tenemos que seguir batallando y desenmascarando a la gente que quiere acabar con el país”, precisó.

Durante el acto para la incorporación de 293 trabajadores a la nómina de PDVSA, el titular de la cartera de Petróleo comentó que se mantienen alerta ante un nuevo ataque a la industria.

“No van a poder dejar al país paralizado, estamos encima de las refinerías, acordando enlaces con las industrias petroleras, reivindicando a los trabajadores para que hagan un mejor trabajo y luchando por mantener la capacidad de producción”, dijo el ministro.  

En Venezuela se está produciendo la gasolina necesaria para mantener el sistema automotor -continuó el funcionario-  y explicó que desde la estatal petrolera se trabaja para recuperar toda la refinería y la producción gasífera.

Admitió que la corrupción interna ha venido empañando la imagen de PDVSA y hay que denunciar a quienes lo hagan. “Ningún ataque a la industria va a poder acabarnos”, mencionó.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook