En una carta dirigida a Michelle Bachelet, el representante permanente de la República Islámica de Irán ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Esmail Baqai, ha pedido este martes que las Naciones Unidas condenen el asesinato del destacado científico nuclear iraní Mohsen Fajrizade, que pereció el viernes en un atentado terrorista perpetrado cerca de Teherán (capital iraní).

Al referirse a una serie de pruebas que apuntan al régimen israelí como el autor de este “atroz asesinato”, Baqai ha descrito este acto terrorista como una “grave violación del derecho internacional, los derechos humanos y todos los valores morales”, y  ha advertido de las peligrosas consecuencias del terrorismo para la paz y seguridad internacionales.

Tras recordar los servicios brindados por Fajrizade, en concreto, en la producción de kits de detección del nuevo coronavirus y su gestión del proyecto de la producción de la vacuna anti-COVID-19 en Irán, Baqai ha indicado que su brutal asesinato es una muestra clara de la maldad de aquellos que ejecutaron el ataque para impedir que Irán prospere científica y tecnológicamente.

Sin embargo, ha enfatizado que la República Islámica de Irán continuará su camino de crecimiento científico a pesar de todas las presiones impuestas.

Fajrizade era el director de la Organización de Investigación e Innovación Defensiva del Ministerio de Defensa de Irán y su papel en la industria de la defensa iraní fue sumamente determinante.

Varios informes apuntan a Arabia Saudí, EEUU e Israel como los autores intelectuales del atentado. Horas después de que tuviera lugar el ataque, el diario estadounidense The New York Times, citando a tres fuentes de inteligencia, señaló que el régimen israelí estuvo detrás del asesinato del físico iraní.

Un informe de la cadena iraní de noticias en inglés Press TV reveló también el lunes que las piezas de las armas empleadas en el crimen halladas en el lugar de los hechos llevaban el logotipo y las especificaciones de la industria militar del régimen israelí.

Es más, los propios medios israelíes afirman que los tuits del presidente saliente estadounidense, Donald Trump, acerca de este atentado podrían revelar la implicación conjunta de EEUU e Israel en los hechos.

(HispanTV)

Comentarios Facebook