El secretario general de la ONU, António Guterres, declaró este martes que el mundo se enfrenta a la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial y pidió un alto el fuego internacional. 

«2020 ha sido un año como ningún otro. El conflicto, el cambio climático y la COVID-19 han creado el mayor desafío humanitario desde la Segunda Guerra Mundial», señaló Guterres durante un discurso en relación con la publicación del Panorama Global Humanitario 2021. 

El secretario general subrayó que «cientos de millones de niños» no van a la escuela y que el número de personas en riesgo de morir de hambre «se ha duplicado», mientras que los niveles de pobreza extrema «han aumentado por primera vez en 22 años». 

Guterres indicó que los presupuestos de ayuda humanitaria «enfrentan graves déficits» a medida que el impacto de la pandemia mundial continúa empeorando. «Debemos movilizarnos para apoyar a quienes corren mayor riesgo en estos tiempos sin precedentes», declaró el secretario general, anunciando que la organización necesita 35.000 millones de dólares para «llevar ayuda vital a 160 millones de las personas más vulnerables».

Asimismo, Guterres subrayó la necesidad de seguir abordando las «causas fundamentales que impulsan las necesidades humanitarias, comenzando por los conflictos», y en este sentido reiteró su demanda de un alto el fuego global para finales de 2020. 

(RT)

Comentarios Facebook