La campaña del presidente de EEUU, Donald Trump, ha presentado este viernes una demanda ante la corte del estado de Georgia en busca de lograr invalidar los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre alegando «irregularidades masivas, errores y potencial fraude».

«El fraude, la mala conducta y las irregularidades que ocurrieron bajo la ‘supervisión’ de los encuestados son suficientes para poner en duda las elecciones», detalla el requerimiento, con el cual se pide al tribunal que impida la certificación de los resultados y se ordene una nueva elección presidencial «que cumpla con la ley de Georgia».

Al respecto, la campaña del mandatario estadounidense aseguró en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter que han documentado «decenas de miles de votos ilegales» en ese estado, «lo que hace que los resultados de las elecciones sean nulos y sin efecto».

La demanda asevera, entre otras afirmaciones, que los funcionarios electorales violaron la ley, las reglas y las regulaciones de la junta electoral estatal. Incluye además declaraciones juramentadas de residentes de Georgia que afirman haber sido testigos de irregularidades en el proceso de votos y el cotejo de firmas y verificación de la identidad de los votantes.

La reclamación es una de muchas presentadas por la campaña de Trump en varios estados del país en un intento por impugnar legalmente los resultados del pasado 3 de noviembre. La mayoría de los alegatos judiciales han sido desestimados por carecer de fundamentos legales y pruebas sólidas.

El próximo 8 de diciembre culmina el plazo para resolver disputas electorales en los estados, incluyendo recuentos y disputas judiciales al respecto. Posteriormente, los miembros del Colegio Electoral se reunirán el 14 de diciembre para oficializar el resultado. Para proclamarse ganador, el candidato debe obtener al menos 270 votos electorales.

(RT)

 

Comentarios Facebook