Portugal volvió a superar este sábado 5-D los 6.000 contagios diarios después de nueve días consecutivos por debajo de ese nivel, y registró en las últimas 24 horas 73 fallecidos por coronavirus.

Según el boletín de la Dirección General de Salud (DGS), en las últimas 24 horas se notificaron 6.087 infecciones, la cifra más alta desde el día 26 de noviembre, cuando se registraron 6.383 nuevos caos.

Desde el inicio de la pandemia, el país acumula 318.640 casos positivos, de los que unos 73.500 están activos, y 4.876 muertes.

El número de hospitalizados disminuyó por tercer día consecutivo y son 3.229 los pacientes con Covid que permanecen ingresados, 66 menos que un día antes.

La reducción se produjo tanto en planta como en las unidades de cuidados intensivos, donde ahora hay internadas 517 personas (9 menos).

La región más afectada por la pandemia es, desde hace dos meses, el Norte, donde se produjeron la mitad de los contagios notificados hoy, seguida de Lisboa y Valle del Tajo, con el 32,5 % de las infecciones, un aumento respecto a los últimos días.

Portugal está en estado de emergencia, el nivel de alerta más alto del país, hasta el 23 de diciembre, aunque el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, ya anunció que propondrá alargarlo más allá de esa fecha para que alcance al período navideño.

Este fin de semana, los municipios con una incidencia a 14 días superior a los 480 casos por 100.000 habitantes, entre los que figuran Lisboa y Oporto, están bajo toque de queda entre las 13:00 y las 5:00 horas del día siguiente.

Además, está restringida la movilidad entre municipios para evitar desplazamientos innecesarios durante el puente, ya que el martes día 8 es festivo en el país.    

(EFE)

Comentarios Facebook