Los equipos de la NBA que incumplan el protocolo sanitario contra el covid-19 podrían enfrentar sanciones graves, como perder partidos sobre la mesa o ser despojados de selecciones en el draft, advirtió este sábado 5 de diciembre la liga.

Añadió que, junto con el sindicato de basquetbolistas, discutirá la posibilidad de que los jugadores, entrenadores y demás empleados de los equipos estén obligados a recibir la vacuna contra el coronavirus cuando ésta se encuentre disponible.

La NBA indicó que los equipos deben instar a sus deportistas y otro personal para que se apliquen las vacunas contra el virus.

Asimismo, advirtió que, desde ahora, el personal de los “estratos uno y dos”, que incluyen básicamente a todos los jugadores, entrenadores y empleados esenciales, debe abstenerse de visitar bares, salones o clubes, aunque sea sólo para comer.

Tampoco debe acudir a espectáculos en vivo, casinos, gimnasios públicos, spas o piscinas.

Quedarán igualmente prohibidas las reuniones de 15 personas o más bajo techo.

Las reglas se aplicarán sin importar que los equipos estén en casa o de visita, indicó la NBA. Los partidos de pretemporada comienzan el viernes, y la campaña regular arranca el 22 de diciembre.

El documento de protocolos, una copia del cual fue obtenida por The Associated Press, incluye más detalles que el borrador distribuido a los equipos el pasado fin de semana.

Las reglas y protocolos en el documento actualizado, que da ejemplos de cómo deben distribuirse los ocupantes en aviones y autobuses, se definieron mediante un consenso de la NBA y el sindicato.

“A partir de lo que nos han dicho, lo principal es evidentemente las pruebas diarias”, dijo Tobias Harris, alero de Filadelfia, al comienzo de esta semana, cuando se estaban definiendo los protocolos.

“Y los chicos tendrán responsabilidad mutua para estar seguros y no exponerse a la gente del exterior. Para mí, esto es un poco confuso, porque nunca sabes lo que puede ocurrir. Puedes ir a una tienda y contagiarte de algún modo, ¿cierto? Así que pienso que hay límites poco definidos, pero creo que debemos hacer lo mejor posible por seguir los protocolos”, añadió Harris.

A partir de este domingo, comienza el programa de pruebas de diagnóstico incluirá a familiares cercanos de los jugadores, si así lo desean.

Los baquetbolistas y entrenadores son sometidos a análisis diarios, y 48 dieron ya positivo, incluso antes de la apertura de los campamentos de prácticas.

La NBA ha pedido a los equipos que trabajen con BioReference, el proveedor de la liga, para ofrecer pruebas voluntarias de hisopado a todas las personas cercanas a los miembros de los estratos uno y dos, un par de veces por semana.

(AP)

Comentarios Facebook