Al alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, se le olvidó que dentro de su continente hubo también unas elecciones parlamentarias durante la jornada del domingo 6 de diciembre, en la que la participación fue de 31% para una convocatoria de electores superior a los 19 millones de personas.

Tales elecciones fueron las de Rumania, en las que los socialdemócratas obtuvieron la mayoría parlamentaria. Pero a Borrell no le preocupa que en su propio continente se hayan dado unas elecciones con esas características, sino que prefiere saltar el charco y mirar directamente a Venezuela, país al que la UE ha decidido boicotear de forma continuada con medidas coercitivas y sumarse al bloqueo total que le impuso el régimen de los Estados Unidos que es sufrido por toda la población venezolana, afectada notablemente en su calidad de vida.

Las primeras declaraciones de Borrell este lunes 7 de diciembre fueron dirigidas a la «baja» participación en las parlamentarias venezolanas que tuvieron una convocatoria de electores superior al 31%.

Pero estas declaraciones no quedan fuera de contexto, sino que se suman a la línea dictada por Washington y masificada por las facciones sediciosas y extremistas de la oposición vinculada a Juan Guaidó, que pretende descalificar los comicios al etiquetarlos de «fraudulentos» o diciendo que «triunfó la abstención».

«Parece que la participación es muy baja, vamos a esperar los resultados finales», dijo Borrell a su llegada a la reunión que celebran este lunes los ministros de Exteriores en Bruselas.

Borrell aprovechó la oportunidad para recordar que la UE no envió observadores electorales a Venezuela, porque considera que los comicios no cumplen los mínimos estándares democráticos. Se espera que a lo largo del día, los 27 países de la UE emitan un comunicado rechazando el resultado de los comicios que forman parte del mandato constitucional venezolano.

Entre tanto, la canciller española, Arancha González Laya, evitó hacer cualquier valoración de los resultados electorales, pero dijo que la respuesta de la UE a esos comicios es uno de los asuntos «fundamentales» para la estrategia autonómica del club comunitario.

Entre esos asuntos, también citó la nueva relación con el futuro gobierno de Estados Unidos presidido por Joe Biden y las «turbulencias» en el Mediterráneo oriental a causa de las tensiones con Turquía.

De acuerdo con la agencia de noticias del Reino de España, EFE, «más allá de estos asuntos, los Veintisiete aprobarán este lunes 7-D su nuevo régimen de sanciones contra los perpetradores de violaciones de los derechos humanos, como genocidio, torturas o ejecuciones extrajudiciales». Posiblemente, en ese marco, ejecuten nuevas medidas coercitivas contra Venezuela.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook