La vacuna contra el covid-19 desarrollada por el grupo farmacéutico francés Sanofi y la compañía británica GlaxoSmithKline (GSK) no estará lista hasta finales del 2021, según lo anunció la empresa gala a través de un comunicado publicado este viernes en su página web.

«La respuesta insuficiente en personas mayores demuestra la necesidad de refinar la concentración de antígeno para proporcionar una respuesta inmune de alto nivel en todos los grupos de edad», reza el mensaje sobre el fármaco, que ha sido elaborado sobre la base de una proteína recombinante con adyuvante.

Asimismo, precisa que en adultos de entre 18 y 49 años los resultados provisionales del estudio de las fases 1 y 2 mostraron una respuesta inmune comparable a la de los pacientes que se recuperaron tras contagiarse del coronavirus.

¿Y ahora qué?

El texto detalla que Sanofi y GSK planean llevar a cabo un estudio de fase 2b que arrancará en febrero de 2021 y que tendrá como fin comparar su fármaco con una vacuna contra la nueva enfermedad que ya haya sido autorizada.

Si los datos son positivos, procederán a realizar un estudio global de fase 3 que podría comenzar en el segundo trimestre del año que viene. Los resultados del mismo darían lugar a presentaciones regulatorias durante la segunda mitad de 2021, lo que retrasaría la disponibilidad potencial de la vacuna hasta el cuarto trimestre de ese año.

«Nos preocupamos mucho por la salud pública, por lo que estamos decepcionados por la demora anunciada hoy, pero todas nuestras decisiones están y estarán siempre impulsadas por la ciencia y los datos», declaró Thomas Triomphe, vicepresidente ejecutivo y director de Sanofi Pasteur.

«Combatir la pandemia»

En este sentido, Triomphe aseguró que seguirá trabajando con «los últimos y alentadores datos preclínicos» para conseguir una vacuna segura y efectiva. «Ninguna compañía farmacéutica puede hacerlo sola, el mundo necesita más de una vacuna para combatir la pandemia», subrayó.

Por su parte, el presidente de GSK Vaccines, Roger Connor, reconoció que los resultados del estudio no son los que esperaban, por lo que tendrá que mejorarse la formulación de antígeno para lograr una «contribución significativa a la prevención del covid-19».

El pasado mes de julio, el Gobierno de EE.UU. seleccionó la vacuna candidata contra el covid-19 de Sanofi-GSK para acelerar su desarrollo y fabricación. Varios gobiernos y la Comisión Europea firmaron acuerdos para adquirir el fármaco una vez estuviera listo.

(RT)

Comentarios Facebook