El viaje que realizó recientemente el ultraderechista Leopoldo López a Colombia ha generado nuevos datos. Así lo reveló el portal La Tabla en una investigación en la que destacó que el avión AC90 N690SE (de EEUU) que trasladó al prófugo de la justicia venezolana de Bogotá a Cúcuta es «propiedad» de una compañía de aviación de Florida que negoció la venta y registro de otra aeronave capturada en Honduras con un cargamento de 500 kilos de cocaína. 

De acuerdo con la información que publicó el medio en Twitter, la aeronave opera regularmente desde el aeropuerto La Nubia de Manizales. 

Rastreadores de vuelos muestran los más actuales, incluido el que se realizó el jueves a Bogotá para llevar a López y compañía, ida y vuelta a Cúcuta. También se ve el nombre del propietario: Skyline Enterprises Corp. 

La Tabla explicó que la empresa Skyline Enterprises Corp se trata de un “conglomerado de servicios de aviación» y es la firma que formalmente actúa como ‘propietario fiduciario’ del AC90 ante la administración aeronáutica FAA de EEUU. La última gestión la realizó en septiembre del de 2019”. 

Detalló que la fundación de la referida compañía data de 1997 y quien figura como representante es Gilbert González, quien en 2013 creó otra empresa con el nombre: Skyline Aviation Services LLC, cuyo domicilio es la misma dirección de la primera en Miramar, Florida. Sin embargo, también es su vocero público. 

En abril del 2018 el portal Miami New Times reseñó a través de un reportaje respecto a la compra de aviones en el sur de Florida para narcotráfico: “El principal caso era el de un avión vendido por Skyline en 2009 a un cliente colombiano y que en noviembre del 2010 fue capturado en Honduras con 500 kilos de cocaína”.  

El empresario admitió el hecho y se justificó: «Verificamos tanto como podamos los antecedentes de las personas o las empresas».  

Skyline mantiene el servicio de gestión ante la Administración Federal de Aviación (por sus siglas en inglés FAA) con relación a varios aviones con matrícula estadounidense que maniobran en Colombia. 

En cuanto al caso que se presentó en Honduras, fue con un Cessna 208B Grand Caravan y medios de comunicación registraron detalles.  

La matrícula era de Colombia, HK4669G, en el momento que aterrizó los tripulantes dispararon contra soldados, un piloto neogranadino fue detenido. De igual manera se supo de la presencia de droga, armas y tres botes fuera de borda.  

Ahora bien, la historia entra en vigencia después que en septiembre de este año “un avión muy parecido y con una matrícula igual tuvo un accidente en el norte de Bogotá. Ante los hechos explotó el escándalo y el ejército hondureño negó que se tratara de la misma aeronave y según lo informado en un comunicado fue un Seneca Piper PA-34-220T. 

No obstante, un análisis minucioso de los recientes datos y «su comparación con los de 2010 confirma que es el mismo avión, que su propietario y operador en Colombia es el mismo que la adquirió en 2009 y que nadie sabe cómo el Gobierno hondureño se la devolvió”, apuntó La Tabla.  

Durante la investigación realizaron labores para confirmar que se trataba de misma la aeronave y comprobaron que las siglas son las mismas en 2010 y en 2020 igual el serial CN 208B0968 que es el mismo en 2009, cuando fue vendida al cliente colombiano, en 2010 y en 2020, y que este comprador, Henry Moreno Cortázar, continúa operando.  

La Tabla concluyó en que el rol de Skyline como «propietario fiduciario» de la aeronave en la que viajó Leopoldo López es encubrir al verdadero dueño, que podría ser un operador del narcotráfico del vecino país.  

Vale recordar que el compañero político de López, el autoproclamado Juan Guaidó ha sido vinculado a la banda paramilitar Los Rastrojos, que están relacionados con el narcotráfico, bandas organizadas, contrabando entre otros.  

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook