El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó que el presidente ruso, Vladímir Putin, gobierne desde un búnker en estos días de pandemia.

«Putin reside en Novo-Ogariovo [a las afueras de Moscú], lo mismo que antes de la pandemia», aseguró Peskov en un programa del canal Rossiya 1.

El portavoz añadió que el jefe de Estado «vive allí, a menudo trabaja allí mismo, se traslada de allí al Kremlin y de viaje».

Al propio tiempo, Peskov reconoció que el líder ruso viaja estos días «menos de lo que quisiera».

«Las tecnologías le garantizan el efecto de presencia donde lo necesita», matizó.

Preguntado por la cantidad de test a que Putin se somete estos días, Peskov respondió: «Justo los que se requieren para garantizar la seguridad del máximo dignatario».

En la residencia presidencial de Novo-Ogariovo, según él, «hay doctores, epidemiólogos, especialistas que elaboran para el jefe de Estado el cronograma de actividades desde el punto de vista médico».

Asimismo, con respecto al Año Nuevo, el portavoz declaró que Vladímir Putin celebrará la llegada del 2021 con sus familiares y amigos, como lo hace cada año.

«No sé dónde celebrará el Año Nuevo, pero con un gran grado de certeza puedo decir que se reunirá con sus familiares y amigos, como lo hace anualmente», dijo Peskov en el documental «Virus Peligroso. Primer año» que transmitió el canal televisivo Rossiya 1.

El portavoz reconoció que espera que el líder ruso pueda recobrar sus fuerzas durante las vacaciones.

«Bueno, él lleva ese tren de vida, nunca descansa del todo, pero tal vez, de alguna manera, se tome un respiro», subrayó.

(Sputnik)

Comentarios Facebook