Luego de que el presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, llevara una política sanitaria irresponsable sobre su población en materia de COVID-19, ahora se quiere llevar los honores de aprobar la activación de la vacunación alegando que salvará millones de vidas.

Tres millones de unidades de la vacuna de Pfizer están siendo distribuidas en los 50 estados de EEUU en la primera jornada de activación, las mismas son empaquetadas al frío, en la planta de Michigan donde se está reproduciendo a escala industrial esperando llegar antes de que termine el año a 9.000.000 de vacunas.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de EEUU tardó en la aprobación de la distribución de la vacuna alegando estar en proceso de análisis, lo cual molestó a Trump, porque en medio de su ambición por dejar algún legado de su presidencia, 6 países se le adelantaron en el inicio de las jornadas de vacunación con la fórmula Pfizer.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook