El distribuidor farmacéutico AvKARE ha empezado a retirar voluntariamente del mercado estadounidense un lote de tabletas de 100 mg de sildenafil y un lote de tabletas de 100 mg de trazodona debido a una «mezcla de productos» hecha por error durante el empaquetado. Los medicamentos fueron empaquetados juntos por un proveedor externo.

El 9 de diciembre AvKARE ha avisado de dicha confusión a sus distribuidores y clientes y está tramitando la devolución de todos los lotes afectados. La empresa ha comunicado a los consumidores, quienes hayan sufrido algún problema que pueda estar asociado con la administración o el uso de estos fármacos», que deben consultar a un médico en seguida, informa la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, en inglés).

El sildenafilo es un ingrediente activo del viagra, un fármaco que se usa para tratar la disfunción eréctil; y la trazodona es un antidepresivo que pertenece al grupo químico de las fenilpiperazinas y se utiliza para curar trastornos depresivos.

La ingesta involuntaria de sildenafil puede causar «graves riesgos para la salud de los consumidores con otros problemas de salud subyacentes», afirma la FDA, como bajar la presión arterial a niveles peligrosos, ya que el medicamento podría «interactuar con los nitratos», que se incluyen en algunos fármacos recetados para los pacientes con diabetes, enfermedades cardíacas o presión arterial alta.

Por otra parte, el consumo involuntario de trazodona podría provocar consecuencias negativas para la salud, advierte la organización. Se trata de la somnolencia, mareos, estreñimiento y visión borrosa, según el informe. Estos «eventos adversos» podrían ser más preocupantes incluso «para los pacientes de edad avanzada debido a un aumento posterior del riesgo de caídas y problemas de conducción».

Hasta este momento, la empresa estadounidense no ha recibido quejas sobre consecuencias adversas relacionadas con este retiro. Pero ha asegurado que se puede informar sobre las reacciones adversas o los problemas de calidad detectados con el consumo de este producto a través del programa MedWatch Adverse Event Reporting de la FDA en línea, por correo postal o por fax.

Además, en su sitio web la organización explica qué pasos deben seguir los distribuidores para organizar la devolución del producto.

(Sputnik)

Comentarios Facebook