Brasil exigirá a todos los brasileños y extranjeros que entren en el país por vía aérea que presenten un test negativo de PCR para COVID-19, según consta en una decisión publicada en el Diario Oficial de la Unión.

El Gobierno determinó que cualquier viajero de procedencia internacional deberá presentar, antes del embarque, «un documento comprobatorio de la realización de test de laboratorio (RT-PCR) para rastreo de la infección por SARS-CoV-2, con resultado negativo, realizado en las 72 horas anteriores al momento del embarque».

También habrá que presentar una declaración de salud del viajero, con el compromiso de que se cumplirá con las medidas sanitarias exigidas durante el periodo de permanencia en Brasil.

Las medidas entran en vigor el 30 de diciembre y prevén multas, inhabilitación de petición de refugio e incluso repatriación y deportación inmediata, aunque no se dan más detalles.

Brasil suma casi 190.000 muertos por COVID-19 y más de siete millones de casos confirmados, y en estos momentos vive una segunda ola de la pandemia, pero hasta ahora no había impuesto restricciones a la entrada en el país por avión.

(Sputnik)

Comentarios Facebook