En la costa de Marigüitar, estado Sucre, un grupo de pescadores tuvo la fortuna de recibir la visita de un tiburón ballena ((Rhincodon typus), considerado el pez más grande del mundo. Pese a su gran tamaño es amigable y no se incomoda ante la presencia de extraños.

Para sorpresa de quienes grababan a esta especie en peligro de extinción, el perro que acompañaba a los pescadores se lanzó al mar a jugar con su nuevo “amigo”.

Pescadores de la zona cuenta que muchos peces y animales marinos se han acercado a las costas por la ausencia de ruido que producen los botes, ya que debido a la pandemia de COVID-19  y a la escasez de gasolina, hay menos embarcaciones pescando.

Este “gigantón”, tan grande como un camión de carga ancha, solo se alimenta de pequeñeces casi imperceptibles como zooplancton, larvas, diminutos crustáceos y pequeños peces.

Puede vivir 100 años, vive en aguas cálidas tropicales y subtropicales. Durante  los últimos veinte años, la comunidad científica ha reconocido un poco menos de 7000 ejemplares en todo el mundo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook