TankerTrackers, servicio en línea encargado rastrear e informar acerca de envíos y almacenamiento de crudo en distintos «puntos de interés geográfico y geopolítico», asegura que tienen «buenas razones para creer» que tanqueros iraníes estarían navegando hacia Venezuela.  

De acuerdo con esta fuente, el combustible tardaría entre cuatro y cinco semanas en llegar a Venezuela«Creemos que la gasolina partió hace unos días y estamos trabajando en una confirmación visual. Últimamente, los barcos tienden a salir de Irán con sus transpondedores AIS –radares– apagados cuando transportan gasolina a Venezuela», indicaron en Twitter el pasado 16 de diciembre.  

De otro lado, en un trabajo de Reuters aparecido el 14 de diciembre se afirma que «un petrolero fletado por la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC) está cargando crudo venezolano para la exportación», citando documentos de la estatal Petróleos de Venezuela, como parte de las tácticas implementadas por Venezuela e Irán para eludir las medidas coercitivas unilaterales impuestas por los Estados Unidos sobre las dos naciones.  

«Varios clientes de PDVSA (Petróleos de Venezuela, S.A.), incluido NIOC, están utilizando los nombres de los buques desguazados para disfrazar las rutas y las identidades de los buques tanque que utilizan», precisa la agencia. 

Posteriormente, TankerTracker afirmó que había recibido «confirmación de fuentes visuales y de datos» que el buque aparentemente camuflado por Irán al que aludía Reuters, salió del muelle de carga de la terminal de Jose (Anzoátegui) durante la noche del 16 de diciembre y que transportaría 1,9 millones de barriles diarios.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook