Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, advirtió este viernes 18 de diciembre que hay una ola de contagios de COVID-19 en la entidad y la ciudadanía no le está dando la debida importancia a esto, pese a que las unidades de cuidados intensivos están copadas.

«La capacidad de Unidad de Cuidados Intensivos para pacientes con COVID en Táchira ya está ocupada al 100%», aseguró Gómez durante una entrevista concedida al periodista Vladimir Villegas para su espacio Vladimir a la carta.

Solamente en la ciudad de San Cristóbal, indicó, hay 59 pacientes aislados y tres pisos del Hospital Central están ocupados con personas que presentan síntomas de la infección por coronavirus.

Según esta autoridad regional, el incremento de casos se sucede después de que el Ejecutivo decretara cuatro semanas de flexibilización amplia, a propósito de la temporada decembrina.

«Pareciera que la gente enmarcó en su mente que ya el COVID desapareció y no se ha cuidado», señaló.

Sin embargo, a su parecer, el control de las infecciones no recae solamente en la población, sino en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que debe velar porque en un estado con una frontera tan amplia y porosa como Táchira, se cumplan los protocolos epidemiológicos.

Gómez indicó que este incumplimiento trae como consecuencia que los tachirenses estén más vulnerables a enfermar de COVID-19.

La lideresa regional cuestionó, asimismo, una aparente falta de coherencia en el criterio epidemiológico aplicado por el Ejecutivo.

«Si estamos aumentando los casos de COVID en el estado, cómo se explica que llames a la flexibilización y promuevas eventos», dijo al respecto.

Durante las últimas semanas, las nuevas infecciones se han ido incrementando, coincidiendo con la flexibilización decretada a partir del 1 de diciembre aunque sin alcanzar el pico de los meses de verano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook