Carlos Alvarado, ministro para la Salud, ofreció este domingo importantes declaraciones relacionadas con la adquisición de vacunas contra la COVID-19, el estatus del ensayo clínico de la Sputnik V y la nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido.

Alternativas para la adquisición de vacunas anti COVID-19 en el marco del bloqueo

En su conversación con el periodista Ernesto Villegas, Alvarado precisó que Venezuela adelanta negociaciones para adquirir la Sputnik V, desarrollada por el centro Gamaleya de Rusia, la vacuna desarrollada por china y también prevé la posibilidad de adquirir dosis a través de el Fondo Covax.

Esta instancia, explicó, es un fondo vinculado a la Organización Mundial de la Salud en el que todos los países aportan fondos y en la medida de la disponibilidad financiera de cada país, puede comprar vacunas para inmunizar a su población.

Sin embargo, para acceder a esta última opción, es necesario que cada gobierno realice los pagos. Por ello, acotó, Venezuela tendría primero que cancelar las cuotas para poder comprar vacunas por esa vía, algo que no ha podido concretarse hasta ahora por causa del bloqueo de los recursos públicos en el extranjero por parte de los Estados Unidos.

«Nosotros ofrecimos colocar 18 millones de dólares para el Fondo Covax. Sin embargo, por el bloqueo, no hemos podido liberar estos recursos para pagar al Fondo Covax», puntualizó Carlos Alvarado.

Estas limitaciones no aplican en el caso de las negociaciones con Rusia y China, pues gracias a la relación bilateral del Gobierno Bolivariano con esas naciones, están disponibles otras alternativas de pago y compensación.

Estatus del ensayo clínico de la Sputnik V y el inicio del plan de vacunación masiva

Respecto del estatus del ensayo clínico de la vacuna Sputnik V, el titular de la cartera de Salud informó que en el estudio, que culminará en abril de 2021 y que contempla la aplicación de dosis a 2.000 personas –1.500 recibirán vacunas y 500 placebo–, han participado 120 personas.

El propósito de esta investigación es evaluar la posible aparición de efectos adversos en la población venezolana y una vez concluida, si todo marcha como sugieren las evaluaciones en otras partes del mundo, las autoridades sanitarias de Venezuela autorizarán su aplicación masiva en Venezuela.

Por ello, el plan de vacunación con la Sputnik V en Venezuela, iniciará solamente después de que se haya completado esta fase, aseguró Alvarado.

¿Qué desafíos implica la nueva cepa detectada en el Reino Unido?

El ministro de Salud aseveró que las mutaciones son inherentes a los virus y que solamente se hacen relevantes cuando generaban un cambio en el comportamiento del agente patógeno.

En el caso de la mutación del SARS-CoV-2 identificada en el Reino Unido, puntualizó que los indicios apuntan hacia que aparentemente es más contagioso, aunque no más letal, si bien aún no se ha terminado de estudiar.

Sin embargo, en su opinión, el que esta mutación sea más contagiosa, no es para nada un hecho desestimable, toda vez que al haber más contagios, más personas pueden enfermar de gravedad o incluso morir por causa de la COVID-19.

Desde su punto de vista, también es posible que el virus mute y se haga menos letal, como ha ocurrido en las otras pandemias que azotaron a la humanidad. En esas ocasiones, una vez debilitado el virus, pese a que no había vacunas, «la gente pudo seguir su curso de vida normal», pero, en todo caso, considera que es imposible predecir cómo se comportarán las mutaciones de este coronavirus.

Por ese motivo, es imposible saber si el país está o no preparado para hacerle frente a la nueva cepa, porque aún los estudios sobre su comportamiento no han concluido, mas, de momento, el gobierno nacional decidió limitar el tráfico aéreo entre Venezuela y el Reino Unido.

Aunque no existen vuelos directos entre ambos países, sí es posible poner en marcha protocolos de diagnóstico de pasajeros, como ya están haciendo otros países en Europa y en el resto del mundo.

«Esa es la medida que podemos tomar y, por supuesto, hacer pruebas a todo el que llegue. La prueba sigue siendo la misma. Los estudios señalan que se puede detectar la presencia del COVID con la misma prueba, no hace falta otra prueba. (…). Se hace PCR a todo viajero que ingresa al país, aunque venga con una prueba negativa, le volvemos a tomar muestra y si llega a dar positivo, pues hacer todas las medidas de aislamiento, tratamiento y seguimiento», concluyó.

Alvarado también indicó que se han reportado casos de reinfección, porque, por razones aún desconocidas, algunas personas son capaces de desarrollar inmunidad contra el coronavirus y otras no.

Ante esta realidad, subrayó que es imprescindible que todas las personas usen mascarillas mientras están fuera de su casa, mantengan la distancia física y se laven frecuentemente las manos, independientemente de si padecieron o no la COVID-19.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook