La cantante británica Jessica Ellen Cornish, mejor conocida como «Jessie J», tuvo que pasar la Nochebuena en un hospital debido a un trastorno en uno de sus oídos, que la dejó temporalmente sorda y le impedía caminar en línea recta.

Jessie J, de 32 años, reveló a través de las redes sociales, que al despertarse descubrió que «estaba completamente sorda del oído derecho». Los médicos le diagnosticaron la enfermedad de Ménière, aunque luego de que le recetaran el «medicamento correcto» su estado de salud mejoró.

Según la plataforma gubernamental estadounidense MedlinePlus, dicha enfermedad es un trastorno del oído interno que afecta al equilibrio y la audición. Se desconocen las causas de dicha afección y puede estar relacionada con varios factores como traumatismo craneal, infección del oído, consumo de alcohol, alergias, estrés, enfermedad viral reciente, entre otros.

Los ataques de la enfermedad de Ménière comienzan sin aviso y entre sus síntomas se encuentran la pérdida de audición, presión en el oído, vértigo o mareo, náuseas y dolor de cabeza.

(RT)

Comentarios Facebook