Este 4 de enero, una corte china anuló el matrimonio de una pareja porque el hombre no le informó a su prometida, antes de casarse con ella, que tenía sida. El tribunal del distrito de Minhang, en Shanghái, falló a favor de la mujer, que acusó a su pareja de ocultarle deliberadamente su enfermedad hasta después de su matrimonio, celebrado en junio pasado.

Se trata de la primera vez que un tribunal del país aplica las nuevas reglas del Código Civil de China para anular un matrimonio. Dicha legislación fue adoptada en el 13 ° Congreso Nacional del Pueblo, en mayo del año pasado, y entró en vigor el 1 de enero de 2021.

El caso                        

Según el juzgado, la demandante, citada en los documentos por su apellido Li, y su ex, nombrado por su apellido Jiang, fueron presentados por un amigo en común. La pareja pronto se enamoró y se mudaron para vivir juntos.

En junio del año pasado, Li descubrió que estaba embarazada, por lo que ella y Jiang se casaron. Solo entonces, poco después de la ceremonia, el hombre le «confesó» a su esposa que había sido VIH positivo durante varios años y que estaba tomando medicamentos para controlar su enfermedad.

Jiang alegó que, debido a su medicación, no había ningún riesgo de transmisión del VIH a su pareja o al bebé. Pero Li, aunque no contrajo la enfermedad, no pudo aceptar la situación: decidió interrumpir su embarazo y solicitó la anulación del matrimonio.

Bajo el nuevo Código Civil, la anulación del matrimonio es posible si uno de los esposos tiene una ‘enfermedad grave’ y no informó a su pareja acerca de su condición antes de casarse. En comparación, la Ley de Matrimonio anterior no incluía el sida en la lista de enfermedades que podrían dar lugar a una anulación.

Dado que Jiang no había informado a su esposa de su condición médica antes de casarse, el Tribunal de Minhang falló a favor de Li y anuló el matrimonio.

Controles médicos prematrimoniales

Considerada histórica, la resolución judicial ya se convirtió en tendencia en las redes sociales chinas. En Weibo, una de las  plataformas más populares del país, el ‘hashtag’ sobre el caso atrajo 690 millones de visitas este lunes. Algunos blogueros sostuvieron que todo el hecho muestra la importancia de que las parejas se sometan a un examen médico antes de casarse.

Los controles médicos prematrimoniales eran antes obligatorios en China, pero desde 2003 ya no son requisito legal. Sin embargo, muchas parejas todavía se los hacen voluntariamente. Según Xinhua, en 2018 más del 61 % de las parejas chinas se sometieron a un examen médico antes de casarse.

Críticas a la nueva ley

Aunque la aplicación del nuevo Código Civil de China ha sido generalmente elogiada por los usuarios de Weibo en este caso, anteriormente esa ley ha recibido muchas críticas negativas. En parte esto se debe al hecho de que la nueva normativa también introdujo un período obligatorio de «reflexión» por 30 días para las parejas que buscan el divorcio.

Los críticos señalan que ese lapso de espera puede ser perjudicial para quienes sufren abusos dentro del matrimonio y de por sí tienen ya dificultades para separarse de una pareja abusiva.

(RT)

Comentarios Facebook