Canadá decidió dar nuevamente un paso al vacío y seguir adelante con la farsa de Juan Guaidó aún cuando este no tiene ningún resquicio de argumento legal o leguleyada que le permita seguir sosteniendo su falso «gobierno interino», creado luego de su autoproclamación en 2019 cuando se autojuramentó como «presidente encargado» para tratar de montar un Estado paralelo en Venezuela y buscar usurpar el Poder Ejecutivo.

El nuevo paso de Guaidó en su farsa es tan radical que avanza hacia el autoritarismo de corte dictatorial al decidir que la Asamblea Nacional que fue electa en 2015 seguirá -según él- activa aunque esto represente violar flagrantemente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que indica que el mandato del Poder Legislativo culmina este 5 de enero de 2021 y da paso al nuevo parlamento electo el pasado 6 de diciembre para que cumpla con el periodo constitucional 2021-2026.

A pesar de esto Canadá decide sumarse a la farsa y reconocerla. Es decir, el Gobierno de Justin Trudeau prefiere apoyar el plan de crear un Estado paralelo de alguien que no ha sido electo y que carece de popularidad -incluso dentro de sus propias filas- que apoyar la voluntad de la población venezolana expresada a través del voto.

En ese sentido el canciller de Canadá, François-Philippe Champagne, anunció que a partir de este 5 de enero su país seguirá reconociendo a la Asamblea Nacional de Venezuela electa en 2015 y a Juan Guaidó como «presidente interino».

“Como las elecciones del 6 de diciembre no fueron libres ni justas, Canadá seguirá reconociendo a la Asamblea Nacional, elegida democráticamente en 2015, como Legislatura legítima de Venezuela y su presidente como Presidente interino”, argumentó Champagne en Twitter, quien contradictoriamente asegura que “Canadá siempre estará con Venezuela en su lucha por restaurar la democracia“.

Juan Guaidó, quien en 2019 -cuando la AN saliente se encontraba en desacato al orden constitucional- fue nombrado presidente de ese organismo y un año después perdió la presidencia tras conocerse los escándalos de corrupción, prostitución, narcotráfico, paramilitarismo y otros robos ejecutados por su grupo sedicioso contra los bienes y recursos de la República en el extranjero.

Desde enero de 2020 la AN quedó en manos del opositor Luis Parra, quien se desvinculó de la farsa Guaidó mientras este último creaba una AN paralela para tratar de darle continuidad a su plan fracasado.

Es esta misma AN inventada por Guaidó la que estaría reconociendo el régimen de Canadá, una colonia británica que sigue bajo las órdenes supremas de la Reina Isabel II, mandamás del Reino Unido.

La farsa de Guaidó en su AN inventada se prevé que continúe realizando el show mediático a través de redes sociales y transmisiones vía streaming como una realizada el pasado 26 de diciembre de 2020 cuando el grupo sedicioso dijo que no reconocían las elecciones parlamentarias ni sus resultados y por tal razón iban a extender su falso «período legislativo» pese a que la Constitución dicta que el Poder Legislativo -si fueran un verdadero parlamento- debe terminar antes del 5 de enero de 2021.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook