Este jueves y a contrapelo de lo que anunciara la Unión Europea ayer, Reino Unido informó que seguirá reconociendo a la Asamblea Nacional electa en 2015 y Juan Guaidó como «presidente interino» de Venezuela.

La posición del gobierno presidido por Boris Johnson fue divulgada en Twitter por su ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, quien adujo como fundamento para esta decisión, que «las elecciones legislativas de diciembre no fueron libres ni creíbles», ello a pesar de que la Constitución venezolana establece en cinco años la duración del período legislativo, una consideración que sí tuvo en cuenta Bruselas al fijar su postura.

Aunque el funcionario no ofreció más detalles, este respaldo da por sentada la legalidad del «Estatuto para la Transición», adefesio jurídico con el cual el exparlamentario pretende continuar usurpando la presidencia de Venezuela y en el que la AN electa en 2015, antes de mantenerse bajo la falsa tesis de la continuidad administrativa, queda anulada por una Comisión Delegada –cuya función constitucional es otra– y por un Consejo Político, figura no contemplada en el marco jurídico venezolano.

Al final de su trino, Raab hizo «un llamado a todos los líderes de Venezuela para que apoyen el restablecimiento de la democracia», si bien en función de lo alegado previamente, en realidad pretendió exhortar a la oposición a aglutinarse en torno a Guaidó y secundar su agenda sediciosa.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook