La Policía, el FBI y usuarios activos de Twitter están identificando a los participantes de las violentas protestas que este miércoles 6 de enero desembocaron en el asalto al Capitolio de EEUU en medio de enfrentamientos con los agentes del orden. Algunas personas cuya identidad ya ha sido determinada —empezando por quienes no hicieron el más mínimo esfuerzo por ocultarla—, ya han sido despedidos por sus empresas.

Entre ellos figura un hombre que irrumpió en la sede legislativa de Estados Unidos con la tarjeta de identificación de su empresa colgando del cuello.

Los internautas detectaron rápidamente que el logotipo de su tarjeta pertenece a la compañía de marketing Navistar Direct Marketing, con sede en Maryland. La firma confirmó en un comunicado que uno de sus empleados se encontraba entre los asaltantes del Capitolio, y anunciaron que el hombre —cuyo nombre no ha sido revelado— «fue despedido por causa justificada».

«Si bien apoyamos el derecho de todos los empleados al ejercicio pacífico y legal de la libertad de expresión, cualquier empleado que demuestre una conducta peligrosa que ponga en peligro la salud y la seguridad de otros, ya no tendrá una oportunidad de empleo con Navistar Direct Marketing«, señaló la empresa.

El hombre en cuestión forma parte de la lista de ‘personas de interés en delitos relacionados con disturbios’, buscados por las autoridades estadounidenses por irrumpir ilegalmente en el edificio del Capitolio.

Las fotos en las que aparece el individuo luciendo una gorra con el lema ‘Haz América grande otra vez’ y con una bandera en la que puede leerse ‘Trump es mi presidente’ aparecen en las páginas 14 y 24 del documento emitido por la Policía de D.C.

La Policía de Washington ha comunicado este jueves que 68 personas han sido detenidas hasta el momento, mientras que dos de los 56 agentes que resultaron heridos se encuentran hospitalizados. Además, los agentes incautaron seis armas de fuego y desactivaron dos artefactos explosivos.

(RT)

Comentarios Facebook