El Reino Unido informó este viernes, a través de un comunicado divulgado por su Embajada en Caracas, que «está comprometido con la libertad de expresión en Venezuela y el mundo» y que, por tal razón, continuará «apoyando a la sociedad civil venezolana en la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos». 

La respuesta diplomática se sucede a la publicación de un extenso reportaje en Declassified UK, en el que se detalla cómo el Gobierno del Reino Unido financió a un conjunto de medios venezolanos –Efecto Cocuyo, El Pitazo, Caraota Digital y el Instituto Radiofónico Fe y Alegría–, así como el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, para que ejercieran como brazo propagandístico antigubernamental, en el marco de las acciones que ese país realiza para conseguir el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro. 

En el documento, Londres justificó su conducta injerencista, reconociendo que ha «impulsado distintos proyectos de cooperación con distintas organizaciones independientes para apoyar la mejora de las capacidades de los periodistas venezolanos» e indicó que las informaciones relacionadas con estas actividades «son públicas» y pueden consultarse en sus redes sociales y en las páginas del gobierno británico.

De su lado, Venezuela anunció que denunciará al Reino Unido ante la Organización de las Naciones Unidas por injerencia en sus asuntos internos. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook