¿Por qué en Estados Unidos podría estallar una guerra civil, la misma que los gobiernos de ese país (tanto el de Donald Trump como  el de Barack Obama), han querido propiciar en Venezuela durante años?

Esta pregunta fue el punto de partida de la segunda emisión de Desde donde sea en el año 2021, en la que se hizo un análisis de los recientes acontecimientos ocurridos en Washington, contrastando datos de fuentes calificadas, recopiladas por el Equipo de Investigación que asiste al filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela. 

El moderador  del espacio subrayó el paralelismo  entre los eventos  que han tenido ocasión en los dos países en los primeros días del año, en los que se observa que la situación inestable no ocurre en Venezuela, sino en EEUU. “La instalación  del  Parlamento venezolano, el 5 de enero, fue una jornada pacífica y democrática que parece contrastar con la sesión del Congreso en el Capitolio de los EUUU para ratificar la victoria de Joe Biden, que terminó en una intentona de golpe de Estado con Batman y compañía presentes”, dijo. 

“Esa toma del Capitolio fue, en resumen, lo que la oposición en Venezuela, apoyada precisamente por Donald Trump, intentó concretar en diversas ocasiones durante el período de la Asamblea Nacional que ya caducó”, destacó.

Vistazo a la actualidad
Antes de ahondar sobre la amenaza de guerra civil en EEUU, Pérez Pirela quiso tocar algunos puntos  relacionados con el tema del día anterior, el creciente poder de las redes sociales y empresas digitales que han llegado al extremo de censurar al presidente saliente de EEUU  y que imponen condiciones a todos sus usuarios. 

“Al respecto quiero informar que 25 millones de nuevos usuarios se han sumado a Telegram en las últimas 72 horas. Un 21% de estos usuarios proceden de América Latina. El fundador de Telegram, Pável Dúrov, dijo que esta plataforma se ha convertido en el refugio para quienes buscan una comunicación comprometida con la privacidad y la seguridad y añadió que Telegram se toma esta responsabilidad muy en serio”.

La migración masiva es una respuesta a la decisión de WhatsApp de obligar a sus usuarios a aceptar una serie de condiciones que afectan la intimidad y la privacidad.

También como punto previo, comentó que este martes 12 de enero fue la fecha de la presentación de la Memoria y cuenta del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ante la nueva AN, otro hecho político de gran significado que transcurrió en forma completamente pacífica.

“Esto ocurre a una semana de la instalación del Parlamento, que estuvo caracterizada por un consenso alrededor de la defensa de la soberanía venezolana entre los parlamentarios del gobierno y los opositores. Este es un primer mensaje que no debemos soslayar. Estas primeras acciones de esta nueva AN demuestran cuán diferente es respecto a la anterior legislatura, especialmente en lo que respecta a la ratificación de la defensa de nuestra soberanía nacional frente a las agresiones que estamos recibiendo, no tanto de Guyana sino de los factores internacionales que están por detrás de este país y que apetecen los recursos del Esequibo”, expuso.

Puntualizó que con respecto a la anterior legislatura, lo que van quedando son las denuncias  acerca de actos de corrupción de Juan Guaidó durante su “gobierno” de pacotilla y de maletín, propiciado por Trump, acusaciones que han sido ratificadas en estos primeros días del año por el medio estadounidense The Washington Post.

“Han quedado demostrado en los últimos días los actos de corrupción que Guaidó y su círculo, mediante los que han venido apropiándose de bienes del Estado venezolano. Esto, insistimos nosotros, no lo está diciendo LaIguana.TV ni Miguel Ángel Pérez Pirela, sino el diario The Washington Post –prosiguió-. Con el hundimiento de Trump vino también el hundimiento de Guaidó, de Julio Borges, de Leopoldo López y estos políticos que han aprovechado del supuesto gobierno paralelo para hacerse multimillonarios en menos de dos años”.

Según el periódico de la capital de EEUU, la trama de corrupción alcanzaría los 40 mil millones de dólares. Los implicados fundamentales serían Fernando Blasi y Javier Troconis,  este último supuesto comisionado presidencial para la gestión y recuperación de activos en EEUU. “Es una comisión para el robo, imagínense ustedes”, acotó.

El fiscal general, Tarek William Saab, ya tiene señalados a Blasi y a Troconis como parte de una red que cobraría sobornos para robar activos venezolanos en el Caribe. Las fuente de The Washington Post fueron los empresarios Jorge Reyes y Pedro Reyes Antar, quienes ofrecieron detalles a propósito del manejo de acciones de empresas, uso de automóviles de lujo, casas y deudas no cobradas, todo esto a la compañía petrolera estatal Petróleos de Venezuela.

“No queda dura de que con Trump se hundirán personajes como Leopoldo López y toda su banda, en Venezuela y otros como Iván Duque, en Colombia, y Jair Bolsonaro en Brasil.  Por cierto, un dato importantísimo, Bolsonaro ya están anunciando que para el momento cuando concluya su mandato en Brasil, si no me equivoco en 2022, piensa hacer lo mismo que Trump, es decir, todo lo posible para no entregar el poder”. 

Guerra civil en EEUU
Luego de revisar los anteriores temas, se centró en el de la posibilidad de un conflicto bélico interno en EEUU.

“No exagero cuando, tomando algunas fuentes que ya vamos a citar, planteamos la posibilidad cierta de una guerra civil en EEUU. Por eso queremos dar un dossier sobre la situación política en EEUU, incluyendo una especie de retrato hablado elaborado por el periodista de la CNN Stephen Collinson. Sí, así como citamos The Washington Post sobre el robo de 40 mil millones de dólares por parte de Juan Guaidó y compañía, ahora vamos a citar a CNN con esta aproximación a la situación en EEUU” 

Pérez Pirela citó y comentó ampliamente el referido reportaje.

El periodista Collinson plantea que el Trump está dejando a EEUU en un vórtice de violencia, enfermedad y muerte y más dividido internamente de lo que ha estado durante 150 años. Tiene al país tambaleándose por una insurrección en la mismísima ciudad capital de Washington.

El FBI advirtió sobre protestas armadas de matones pro-Trump en 50 estados, que plantean la terrible perspectiva de una insurgencia nacional entre el 16 de enero y el día de la inauguración del mandato de Joe Biden, el 20 de enero.

Hay amenazas de un levantamiento si Trump es destituido por medio de la Enmienda 25, que es el sueño de la señora Nancy Pelosi, ratificada como presidenta de la Cámara de Representantes.

El FBI dijo que también estaba rastreando amenazas contra Biden, la vicepresidenta electa, Kamala Harris, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. En Washington, dos agentes de la Policía del Capitolio fueron suspendidos y otros están bajo investigación por presuntamente ayudar a la turba. Esto porque no hay ninguna duda de que los sucedido en la sede legislativa fue algo planificado y alevoso.

El exsubdirector del FBI Andrew McCabe quedó sorprendido por la magnitud de los reportes de inteligencia sobre posibles nuevos actos de violencia. El mal comportamiento de Trump ha llevado al país por ese camino terrible y divisivo dos veces en poco más de un año.

Se espera que los demócratas acusen a Trump de instigar a una turba a cometer estos delitos contra el Congreso y corresponderá a los republicanos decidir si lo salvan o no de ser sancionado por ello.

Millones de estadounidenses han comprado la ficción delirante, absurda, y envenenada de que la elección que Trump perdió en realidad fue robada, Hay indicios de que algunas fuerzas policiales y militares se han radicalizado porque comparten la creencia en estas denuncias.

Trump está haciendo un doble juego: por una parte se muestra virulento, no acepta su derrota, incita al odio; y por otra parte se presenta como víctima. Es su estrategia a futuro. No se va a quedar con los brazos cruzados y todo indica que va a querer reelegirse como presidente después el mandato del Biden, que supera los 80 años de edad y ha dicho que solamente gobernará durante un período, que no irá a la reelección en 2024.

Trump sí tiene pretensiones de volver a la Casa Blanca luego del mandato de Biden y entre sus proyectos para lograrlo está la creación de una red social y un canal televisivo informativo algo así como un CNN o Fox News, en este caso sería un Trump News. La idea, como es normal en su caso, es también hacer dinero con estos negocios, que es, por cierto, lo mismo que han hecho los Clinton y más recientemente los Obama, al firmar contratos para publicidad, venta de libros,  derechos sobre sus biografías, etcétera. Los expresidentes hacen mucho dinero después que salen del gobierno. Los Obama firmaron un  contrato multimillonario con Netflix que, sin duda, les está dando grandes réditos económicos.

En lo que es un símbolo de una democracia sitiada, en estos momentos,  la Casa Blanca y el Capitolio en este momento  están detrás de feas barreras de hierro y concreto, configurando una situación de  guerra. Este es el legado que el presidente electo va a heredar en solo ocho días.

Con una ironía no intencionada, el equipo de Biden tomó como tema inaugural América  Unity, la unidad de América, de los EEUU. Recuerden que para Trump era América First,  América primero. EEUU primero. Biden apuesta a una unidad que se ve muy muy frágil y qué él querría es solidificar. Dijo que, a pesar de las amenazas, tomará juramento al aire libre la próxima semana como es tradición, pero se prevé que sea un acto desierto entre las medidas de seguridad y el distanciamiento social que amerita la pandemia.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Trump, Chad Wolf, renunció el pasado lunes, en una señal más de que el país carece de un gobierno efectivo en un momento de gran peligro. Hay que decir que hasta ahora después de un ataque terrorista interno a gran escala al centro de la democracia estadounidense no habido informes públicos importantes por parte de ninguna agencia Federal o por parte por de la Casa Blanca y esta omisión fomenta la sensación de la ausencia de un gobierno en los EEUU.

“Se le quiere quitar a Donald Trump la posibilidad de tener el botoncito nuclear que permite destruir el planeta –comentó Pérez Pirela-. El mismo poder legislativo quiere limitar las acciones bélicas, las decisiones de guerra que pudiera tomar el saliente Trump contra algún otro país antes de salir del gobierno.  Van varios días que Trump no ha dado la cara, que no ha aparecido, pero se prevé que haga un viaje para visitar, miren qué ironía, el muro fronterizo que dijo que supuestamente iba a pagar México, pero que al final la factura se le cargó a los contribuyentes en los EEUU”. 

Un tema álgido de estos días finales de Trump es el de los indultos. Fuentes de la Casa Blanca dicen que Trump espera pasar la última semana completa en el cargo promocionando sus logros y se espera que anuncie otra ronda de polémicos indulto. Una primera ronda fue interpretada como una provocación más de Trump.

El exsecretario de Justicia William Barr y el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone le aconsejaron al presidente que no trate de hacer lo que sería otro abuso de poder épico: un intento de indultarse, de perdonarse a sí mismo, una jugada que dejaría pálida a cualquier serie de esas apocalípticas y amarillistas sobre la política de los EEUU.

La pandemia no cede
A la catastrófica situación de EEUU en el plano político debe añadirse el tema de la salud y la pandemia. Se prevé que en febrero y marzo habrá unos 5 mil muertos por día a causa del coronavirus. En diez días son 50 mil personas fallecidas;  en veinte días son 100 mil; y en un mes, 150 mil fallecidos. Estas son las previsiones nacionales en un momento en que en once estados y en Washington, la capital, se están registrando los promedios más altos de casos en siete días desde el comienzo de la pandemia. Este es otro de los legados que deja la fatídica gestión de Trump.

Por primera vez el país tiene promedio de más de 3 mil muertes diarias por la pandemia. Esto ya es una dura realidad en los hospitales en estos momentos. Están saturados y los trabajadores de salud están destrozados en medio de un vacilante lanzamiento del plan de vacunación fin a la crisis.

“El año pasado dedicamos varios programas al asunto y demostramos que la vacuna, tal como se está planteando, como solución cuasi inmediata, es un mito”, advirtió el presentador. 

El director saliente de los Centros para la Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, advirtió que la pandemia empeoraría durante enero y febrero. Además, los expertos reportan una mala coordinación entre los organismos del Estado, las unidades federales, estadales y locales, sumando cifras de muertes y contagios y en ausencia de un verdadero plan de distribución de vacunas que sea serio y amplio. Esta caótica situación ha hecho que algunos medios africanos hablen de la república bananera de los EEUU.  

“Hay que decir que las interpretaciones de actores internacionales no se han hecho esperar. Una de ellas es la de un personaje que resulta extraño citar. Se trata de Mijail Gorbachov, el último dirigente soviético, quién afirmó que el futuro de EEUU como un estado coherente está en duda luego del asalto violento al Capitolio. El expresidente de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas aseguró que “el asalto al Capitolio fue evidentemente planeado de antemano y está claro por quién”. Lo que no está claro, según Gorbachov, es por qué se hizo.  Esa es la pregunta que debemos tratar de responder a lo largo de esta semana”.

También en el ámbito internacional resalta la postura de Josep, Borrell,  jefe de la diplomacia  de la Unión Europea, quien dijo que el asalto al Capitolio de EEUU es una muestra de la ruptura que en la sociedad estadounidense ha sido promovida por dirigentes como Donald Trump.

Borrel expresó su rechazo a líderes políticos dispuestos a socavar las instituciones democráticas haciendo evidentemente alusión a Donald Trump. Además dijo que todas las personas y todos los gobiernos del mundo deben entender que si toman el camino de retroceso sobre la democracia, los valores y las instituciones que se fundamentan en ella serán destruidos.

“A mí me parece muy extraño este discurso de Borrel sobre Trump, porque él ha sido reiterativo en sus acciones antidemocráticas contra la República Bolivariana de Venezuela, ha plagado de discursos injerencistas sus actuaciones públicas sobre Venezuela durante los últimos meses. Resulta que no mide con la misma vara a Donald Trump y a los señores Juan Guaidó, Julio Borges, Leopoldo López… Como dice el meme ‘en fin, la hipocresía’”. 

Perspectiva de Biden
Esto nos lleva a plantearnos, cuál sería el panorama que se le avizora en lo inmediato a Biden. Para ello, hemos traído datos del analista John Catalinotto, quien dice que la toma del Capitolio fue, sin duda alguna, una demostración de fuerza por parte de Donald Trump”, añadió Pérez Pirela para luego leer  y glosar varios fragmentos del texto referido.

 Catalinotto asegura que Trump demostró que es capaz de activar movimientos importantes en su desconocimiento a los resultados de las elecciones. “Se puede decir que Donald Trump sacó los dientes, planteando una guerra, una pelea no va a ser solamente de los próximos días ni de las próximas semanas. Tengo la sensación de que Donald Trump está planteando una pelea a largo plazo, de larga duración”,  vaticinó el conductor de Desde donde sea.

Se afirma que a favor de Donald Trump están la policía y los sindicatos de los agentes del orden público. De hecho, pudimos ver que la seguridad en el Capitolio era mucho menos importante para este evento, el miércoles pasado, que para otras manifestaciones.

Trump está poniendo el germen de la guerra civil en EEUU. Otro apoyo importante con el que cuenta es el de los multimillonarios estadounidenses, a quienes favoreció muchísimo en su mandato a través de la reducción de impuestos y la flexibilización de regulaciones sobre cuestiones ambientales, como las que permitieron el uso intensivo del fracking por las empresas petroleras.

Y aunque Donald Trump ya no ocupe la Casa Blanca puede sin duda alguna seguir siendo un imán para los sectores derechistas y es por eso que los demócratas harán todo lo posible por sacarlo del juego y también una parte importante de los republicanos consideran pertinente deshacerse de él. Saben que Trump tiene entre ceja y ceja postularse de nuevo dentro de cuatro años.

“Vamos a ver qué va a pasar de aquí allá íbamos a ver cuál va a ser la reacción de sus adversarios. Por ahora él está haciendo el papel de víctima, está diciendo que contra él se está fraguando una cacería de brujas”, señaló Pérez Pirela. 

Continuando con la lectura de Catalinotto, puntualizó que los movimientos derechistas y racistas que apoyan a Trump en esta coyuntura son capaces de movilizar a una parte importante de la población afectada por la crisis económica, pero hay que decir que no tienen herramientas para entender lo que sucede y que probablemente terminen estos grupos movimientos extremistas ahogados, sofocados por su mismo  racismo.

En cuanto al sistema político hay que decir que dentro de la clase dominante de los EEUU, la lucha se plantea entre los neoliberales y los racistas desinhibidos.

“¡Vaya qué futuro! – exclamó el director de LaIguana.TV-. Esto nos hace pensar en conflictos políticos que también existen en la Unión Europea, con la caída de los partidos de izquierda y el auge de partidos de extrema derecha racistas y xenófobos, que tienen como adversarios políticos a otros partidos de derecha, pero neoliberales. Lo que ocurre es que finalmente se convierten en las dos únicas opciones que tienen muchos países europeos y es el caso en estos momentos también de los EEUU, donde al parecer, ahora hay demócratas, republicanos y trumpistas. Entonces hay dos bandos: por un lado, los conspiradores reaccionarios que se alimentan de las contradicciones de la ideología dominante; y por el otro, un establishment que siempre defiende los valores neoliberales y no es capaz de dar soluciones a los problemas de los trabajadores. En el primer grupo podríamos colocar a Donald Trump y a esa parte del Partido Republicano que lo apoya; y en el otro lado, deberíamos colocar a los demócratas que van nariceados por dos familias los Clinton y los Obama”. 

Se puede anticipar entonces el desarrollo de un movimiento antifascista y antirracista como reacción a lo que ocurrió en la ciudad de Washington en el Capitolio EEUU. El problema es que este movimiento antifascista y pueda desarrollarse al margen del Partido Demócrata, que los ha utilizado para llevar a Biden a la presidencia. El Partido Demócrata, después de todo, es un partido imperialista, a imagen y semejanza de los trumpistas y los republicanos.

Interacción
En el tramo final del programa, dialogó con los participantes sobre varios temas planteados por estos. Por ejemplo, ante una pregunta, dijo no encontrarle sentido la tesis de que los sucesos del Capitolio fueron organizados por el grupo antifascista Antifa, como lo han planteado algunos medios de comunicación.

También descartó casi por completo la posibilidad de que Trump termine por indultar a Julian Assange, a menos que lo haga con propósitos mediáticos.  Indicó que los indultos decretados hasta ahora han sido polémicos porque han favorecido a personas incursas en violaciones de derechos humanos y crímenes similares.  “Lo que no me extrañaría es que si alguien se atreve a abrirle un juicio antes de que salga de la presidencia, él se indultará a sí mismo. Su locura da para eso y más”, dijo.

Con varios integrantes de la audiencia, reflexionó acerca del relativo poco poder que tienen los presidentes de EEUU, si se les compara con el de las corporaciones que están detrás del cargo. “Esto se sabía desde hace mucho tiempo, lo que resulta sorprendente es lo que analizamos ayer con respecto a la censura de Trump en las redes sociales. Se demuestra que la empresa privada tiene más poder que el presidente de los EEUU. Si en este momento Trump quisiera expresarse a través de las redes sociales, que es el medio de comunicación del momento, no podría hacerlo porque está bloqueado porque así lo decidió el dueño de Facebook,  Mark Zuckerberg. Yo decía ayer que no aplaudamos tanto el bloqueo a Trump, porque esas empresas nos han hecho lo mismo a muchas otras personas e instituciones. No se puede aplaudir que estos nerds multimillonarios establezcan una especie de Ministerio de la Censura, cuya capital es Silicon Valley, de California.  Estos propietarios de empresas como Twitter Facebook, etcétera, pretenden silenciar la voz de países de organismos, instituciones y ciudadanos en todos los países”. 

Una participante  lanzó una interrogante que está en la mente de muchos, sobre si Juan Guaidó va a ir preso o no. “Qué buena pregunta. Yo también me la hago. Estamos esperando por la justicia venezolana, pero ya sabemos que la justicia tiene sus propios tiempos”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook