La petrolera española Repsol y la rusa Rosneft reanudaron los intercambios de crudo por productos con la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), anunció hoy el portal especializado Energy News Today.

De acuerdo con el reporte, Repsol entregará 250 mil barriles de diésel bajo en azufre a la refinería de Amuay, en función de reanudar el suministro interrumpido desde noviembre pasado.

Por su parte Rosneft, que dejó oficialmente sus operaciones en Venezuela luego de ser sancionada por Estados Unidos, descargó la semana pasada en la refinería de Cardón 540 mil barriles de destilado al vacío con un uno por ciento de azufre, componente básico para la producción de combustible.

Con ese material se pretende estabilizar el funcionamiento de la unidad de craqueo catalítico de la planta ubicada en el Complejo Refinador Paraguaná, cuya capacidad de procesamiento es de 95 mil barriles de hidrocarburo por día, señala la publicación de Energy.

Estos intercambios de petróleo por productos, como gasoil, fueron suspendidos en octubre pasado debido a las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump, las cuales afectaron grandemente la industria petrolera de esta nación suramericana, primer rubro exportable del país.

La víspera, el presidente, Nicolás Maduro, anunció que Pdvsa proyecta elevar la producción de crudo a un millón 500 mil barriles diarios en el transcurso de 2021.

Al intervenir ante la Asamblea Nacional (Parlamento) para rendir cuentas de la gestión gubernamental durante 2020, el mandatario venezolano destacó los esfuerzos de la clase obrera petrolera para recuperar la capacidad de extracción, afectada por la imposición de medidas coercitivas por parte de Estados Unidos.

Señaló que las acciones de bloqueo y asfixia económica implementadas por Washington ocasionaron desde 2015 una caída del volumen de producción en torno a los dos mil 153 millones de barriles, con pérdidas de ingresos brutos estimadas en más de 102 mil millones de dólares.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook