Autoridades colombianas encontraron este miércoles en un río un cuerpo sin vida que al parecer es el de María Ángel Molina, una niña de cuatro años que fue secuestrada el pasado sábado en una localidad del departamento de Caldas, lo que supone el sexto asesinato de una menor en lo que va de año en el país.

«Hemos encontrado un cuerpo muy similar a las características de la menor», dijo el secretario de Gobierno de Caldas, Jhon Jairo Castaño, quien informó que el cadáver fue encontrado en la desembocadura del río Arma.

Medicina Legal tiene que establecer si el cuerpo tiene marcas de violencia o abuso sexual, así como la identidad de la pequeña, a la que las autoridades locales y los equipos de rescate llevan más de tres días buscando.

«Será este instituto (Medicina Legal) quien determine si fue claramente agredida previa a ser sumergida en el río», especificó Castaño.

Un joven de 21 años fue detenido, acusado de haber agredido con arma blanca a la madre de la menor, que se encuentra hospitalizada, y de secuestrar tanto a la niña de cuatro años como a su hermana, una bebé de 18 meses, en la localidad de Aguadas (Caldas).

El secuestrador huyó hasta el departamento vecino de Antioquia, donde fue detenido cuando ya solo se encontraba con la bebé de 18 meses.

(EFE)

Comentarios Facebook