Manaos, la capital del estado brasileño de Amazonas, se encuentra en emergencia sanitaria este jueves tras el aumento de hospitalizaciones de pacientes con coronavirus.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, manifestó su preocupación ante el agravamiento de la crisis del coronavirus en la Amazonia.

Para tratar de remediar la situación el Gobierno federal y estatal implementaron un plan para trasladar a 235 pacientes con coronavirus para que reciban atención médica.

«La medida se tomó con base en la escasez de oxígeno para suplir la demanda generada por el aumento de las hospitalizaciones por la pandemia en la red de salud pública», informó el Gobierno de Amazonas en su cuenta de Twitter.

«Hay un colapso en la atención sanitaria en Manaos», la capital regional, reconoció el ministro brasileño de Salud, Eduardo Pazuello, recordando que la región ya había sido una de las más afectadas en abril, durante la primera ola de la pandemia.

A pesar del anuncio del Gobierno de Bolsonaro del traslado de bombonas de oxígeno se conoció que el avión de las Fuerzas Armadas dispuesto para esta operación está en manutención en plena pandemia.

Este hecho llevó a suspender para el viernes el traslado de pacientes de Manaus.

Imágenes en las redes sociales muestran a personas llevando tanques de oxígeno a los hospitales y a pacientes que reclaman por falta de asistencia médica.

Junto al aumento de pacientes y de fallecimientos fue confirmado el primer caso de reinfección con la variante de coronavirus descubierta en la región amazónica.

Brasil enfrenta un recrudecimiento de la pandemia, que ya dejó más de 207.000 muertos, un balance solo superado por Estados Unidos.

(teleSUR)

Comentarios Facebook