La ciudad brasileña de Manaos, la capital del estado Amazonas, se encuentra en emergencia sanitaria tras el aumento de hospitalizaciones de pacientes con coronavirus, lo que ha obligado a las autoridades a pedir ayuda a otros estados para atender a los enfermos.

Este jueves, el Gobierno federal y estatal implementaron un plan para trasladar a cinco estados a 235 pacientes con coronavirus para que reciban atención médica oportuna, en medio de la saturación de las capacidades hospitalarias en Manaos.

«La medida se tomó con base en la escasez de oxígeno para suplir la demanda generada por el aumento de las hospitalizaciones por la pandemia en la red de salud pública», informó el Gobierno de Amazonas en su cuenta de Twitter.

Los pacientes con covid-19 serán trasladados a los estados de Maranhão, Piauí, Río Grande del Norte, Goiás y al Distrito Federal.

El miércoles 13 de enero, el gobernador de Amazonas, Wilson Lima, apuntó que el «aumento en el consumo de oxígeno» era consecuencia de la «expansión de camas» en los hospitales para atender a los pacientes con covid-19.

Hasta este jueves 14, la Fundación de Vigilancia de la Salud en Amazonas contabiliza un total de 223.360 casos confirmados de covid-19 y 5.930 decesos. Manaos, por sí solo, registra 93.977 infecciones (42,07 % del total estatal) y 3.892 fallecimientos (65,63 %).

De momento, Amazonas tiene 1.581 pacientes hospitalizados con un pronóstico confirmado de infección por covid-19. De este número, 1.034 están en camas de hospitalización general y 518 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Asimismo, 29 personas permanecen en la «sala roja», unas estructuras destinadas a la estabilización de los pacientes críticos, que después serán reubicados en otras clínicas.

También hay 624 pacientes hospitalizados que se consideran sospechosos de covid-19, y cuyas pruebas están en espera de confirmación. De esta cifra, 499 están en camas generales, 90 en las UCI y 35 permanecen en la «sala roja».

«Hoy nos despertamos en nuestro peor día, la falta de oxígeno en algunas instituciones nos dejó desesperados», contó Gabriela Oliveira, una doctora del Hospital Universitario Getúlio Vargas de Manaos, en entrevista con G1.

El martes 12, el Gobierno de Amazonas recibió 200 cilindros de oxígeno, que forman parte de una carga de 30.000 metros cúbicos de oxígeno destinada a aliviar la situación de los pacientes graves en los hospitales de Manaos.

El Ministerio de Salud federal informó sobre el envío de 131 ventiladores pulmonares a Amazonas, de los cuales, 78 serán destinados a Manaos. Además, desde el pasado viernes, el Ministerio de Defensa está facilitando el transporte de 1.500 cilindros de oxígeno.

Solidaridad

Además de la ayuda proporcionada por los cinco estados, el gobernador de Pará, Helder Barbalho, ofreció a Amazonas 30 camas para atender a pacientes con covid-19 en la capital, Belén.

La solidaridad también llegó desde Caracas. El Gobierno de Nicolás Maduro ofreció tubos de oxígeno para atender la crisis hospitalaria en Manaos.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, conversó con el gobernador de Amazonas para ofrecer «el oxígeno necesario para atender la contingencia sanitaria en Manaos».

«¡Solidaridad latinoamericana ante todo!», expresó Arreaza.

Lima, por su parte, respondió el gesto de Caracas con un mensaje: «El pueblo de Amazonas lo agradece».

(RT)

Comentarios Facebook