Miles de personas migrantes que viajan a pie desde Honduras a Estados Unidos permanecían varadas en el este de Guatemala tras ser contenidas por policías y militares, mientras que cientos ya fueron devueltos a la frontera.

La caravana de migrantes hondureños que entre el viernes y este sábado cruzaron a Guatemala, en ruta hacia Estados Unidos, no pudo ser frenada por las autoridades debido a que las más de 3.000 personas superaron los cordones de seguridad de 300 policías.

Tras entrar a Guatemala entre viernes y sábado, los grupos de migrantes pernoctaban dispersos en el departamento oriental de Chiquimula, fronterizo con Honduras, muchos a la orilla de la carretera, luego de una jornada marcada por intensos forcejeos con las fuerzas de seguridad, y donde solo avanzaron 50 kilómetros.

Miles de hondureños, entre ellos hombres, mujeres y niños, fueron detenidos en el kilómetro 177 de la ruta al Atlántico, en el cruce a Vado Hondo, Chiquimula por el Ejército. Allí, las autoridades les han pedido que regresen a su país y les han advertido que no podrán seguir su camino.

El Instituto Guatemalteco de Migración informó que, entre ayer por la noche y esta madrugada, ya habían retornado a 600 personas a Honduras.

La entidad confirmó el paso de una multitud este sábado con lo que el grupo de migrantes hondureños que recorre ahora Guatemala es de más de 9.000, quienes aseguran que solo están de paso y buscan llegar a la frontera con México.

La Policía Nacional Civil únicamente reportó que los migrantes continúan su marcha, les han asistido con agua, al tiempo que les advierten del riesgo de intentar llegar a Estados Unidos de manera irregular.

Desde Guatemala se informó que en la caravana, que ahora cruza ese país con el fin de llegar a la frontera con México, van más de 9.000 personas, aunque en principio se dijo que serían unas 6.000.

La caravana comenzó a salir de la hondureña San Pedro Sula en grupos desde el pasado miércoles, tras una convocatoria a través de las redes sociales para conformar la primera movilización migrante de 2021 y que busca emular otras realizadas a partir de finales de 2018.

Algunos migrantes han dicho a la prensa guatemalteca que decidieron unirse a la nueva caravana ante una falta de empleo a causa de la pandemia de la Covid-19 en Honduras, país también afectado por los estragos de los huracanes «Eta» y «Iota» en noviembre pasado.

(teleSUR)

Comentarios Facebook