El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, comparece ante los medios después de la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus.

El Ministerio de Sanidad de España ha notificado 84.287 nuevos positivos de COVID desde el viernes 16 de enero, lo que eleva los contagios desde el inicio de la pandemia hasta los 2.336.451. La incidencia acumulada se ha disparado alcanzado los 689,27 casos por cada 100.000 habitantes, cien puntos más.

La rueda de prensa de Fernando Simón tiene lugar en medio de contienda entre el Gobierno de España y la Comunidad de Castilla y León por el adelanto de la hora del toque de queda a las 8 de la tarde. El presidente de Castilla y León ha decidido tomar esta medida para luchar contra el avance de la tercera ola, pero el Ejecutivo español considera que esta medida no está contemplada en el estado de alarma.

El Gobierno de España ha llevado el toque de queda de Castilla y León al Tribunal Supremo. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, reiteraba en una entrevista que «lo que está dictado por la autoridad sanitaria de Castilla y León tiene que respetarse» y que para que esta modificación de los horarios sea legal tendría que votarse en el Congreso de los Diputados. «Estamos en un estado de derecho garantista. Todo lo que sea afectar a derechos fundamentales tiene que tener garantías jurídicas», ha sentenciado el titular de Sanidad.

La evolución de la epidemia preocupa a las comunidades autónomas que están endureciendo las medidas durante los últimos días. Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad continúan insistiendo en que lo acordado en el decreto de estado de alarma es suficiente para doblegar la curva y que no es necesario un confinamiento domiciliario. «Vamos a doblegar esta tercera ola a través de la cogobernanza y este estado de alarma que ha funcionado y funciona», insistía Salvador Illa en una rueda de prensa el sábado 16 de enero.

(Sputnik)

Comentarios Facebook